sábado, 15 de octubre de 2011

El Héroe de las Mil Caras: esquemas que se repiten

Hace ya un tiempo que llevo cuestionándome si no existe un patrón en las historias de aventuras, un motivo para que, forzosamente, haya historias que nos recuerdan a otras con una trama completamente distinta. 
¿Nunca te preguntaste por qué apenas apareció Percy Jackson se lo comparó con Harry Potter?
Bien, resulta que hice un interesante descubrimiento cuando fisgoneaba en la biblioteca de mi mejor amiga. Ella tenía uno de esos libros sobre Harry Potter no autorizados por J.K. Rowling (como la Guía Muggle del Mundo Mágico y El Diccionario del Mago), que se llama Los Mundos Mágicos de Harry Potter. Y en este libro, el autor, David Colbert, menciona que las aventuras de Harry siguen una pauta familiar. ¡Por fin lo descubro!
La cuestión consiste en el héroe de las mil caras, "un personaje común con un papel central en las culturas de todo el mundo. Desde el mítico Ulises de la antigua Grecia hasta el Luke Skywalker de La Guerra de las Galaxias, estos héroes y sus leyendas guardan un parecido asombroso." Éste esquema fue acuñado por el erudito Joseph Campbell.
A continuación, voy a transcribir la estructura de Campbell (resaltado en negrita), seguido del ejemplo concreto de Harry Potter. Como lo estoy sacando textual de un libro (del que, por cierto, no poseo ningún derecho), va a ir todo entrecomillado.

"Campbell resumió todas estas historias de la forma siguiente: <<Un héroe abandona el mundo de lo cotidiano para aventurarse en una región de prodigios sobrenaturales. Allí enfrenta a fuerzas fabulosas y obtiene una victoria decisiva. El héroe regresa de esta misteriosa aventura con el poder de beneficiar a su prójimo.>>
El viaje del héroe se divide en tres etapas, que Campbell denomina partida, iniciación y regreso. Cada etapa tiene temas comunes. Un vistazo a cualquiera de los libros muestra estas pautas:
I. Partida
El héroe es llamado a la aventura. 
Según Campbell, primero vemos al héroe en el mundo cotidiano. Está iniciando una nueva etapa de su vida. Puede llegar un heraldo para anunciar que el destino lo llama.
El inicio de La Piedra Filosofal se ajusta a esta pauta. Harry lleva un tediosa vida con los Dursley cuando descubre que hay una plaza esperándole en Howarts. Como los Dursley han interceptado las carta anteriores, Hagrid acude en su búsqueda.
Harry continúa pasando los veranos con los Dursley, por lo que los libros posteriores también lo sitúa, al comienzo, en el mundo cotidiano.
El héroe puede negarse a emprender la aventura. Puede tener motivos varios, desde las responsabilidades del día a día hasta la negación egoísta de ayudar a los demás. Pero si lo hace, descubrirá que no tiene elección.
Aunque Harry no atraviesa esta etapa en Piedra, sí lo hace en libros posteriores.
En Cámara, se siente molesto por la atención pública que le ha reportado su anterior aventura y ansía el anonimato. Pero su carácter intrépido le impide pasar por alto los misteriosos incidentes que, por obra del destino, van dirigidos hacia él.
En Cáliz, aunque decide no engañar al Cáliz de fugo para que acepte su admisión en el Torneo de los Tres Magos, éste lo selecciona de todas formas.
El héroe halla un protector y guía que le ofrece ayuda sobrenatural, a menudo en forma de amuletos.
Esto ocurre una y otra vez. En Piedra, Hagrid ha protegido a Harry desde que nació. Él fue el mago que se lo llevó a los Dursley cuando era un bebé. Poco después de su reencuentro, cuando Harry se dispone a ir a Hogwarts, los dos visitan el callejón Diagon, donde Hagrid lo ayuda a comprarse una varita y otros materiales de magia. Hagrid también le regala una lechuza, Hedwig, para su cumpleaños. Dumbledore es su protector y guía. En Piedra le entrega la capa de invisibilidad. Y en Azkaban, Harry descubre que Sirius ha estado protegiéndolo.
El héroe encuentra el primer umbral a un nuevo mundo. El protector sólo puede llevarlo hasta ahí; el héroe debe cruzarlo sólo. Es posible que ates tenga que luchar para vencer al guardián de este umbral, que quiere impedirle el paso.
En todas las aventuras de Harry, el clímax empieza con un viaje ne solitario a través de este umbral. 
En Piedra, Ron lo ayuda a decidir los movimientos de ajedrez correctos, y Hermione, a descubrir qué pociones le permitirán atravesar las llamas negras; pero sólo él puede entrar en <<la última estancia>>, donde se enfrenta a Quirrell.
En Cámara, aunque él, Ron y Lockhart descienden juntos por la cañería para enfrentarse al basilisco y salvar a Ginny Weasley, Harry debe realizar la última parte de ese peligroso viaje en solitario.
El héroe entra en <<el vientre de la ballena>>, una frase extraída de leyendas como la historia de Jonás para describir el momento en que el héroe es engullido por lo desconocido.
Cuando irrumpe en la Cámara de los Secretos, o cuando entra a hurtadillas en el escondrijo de Luoin bajo el sauce boxeador, Harry se halla en <<el vientre de la ballena>>.
II. Iniciación
El héroe debe superar una serie de pruebas. Se halla en un lugar desconocido. Puede encontrar compañeros que lo ayudan a superar estas pruebas. También pueden acudir en su ayuda fuerzas invisibles.
Estos temas reaparecen en todos los libros. Harry recibe nuevos amuletos cada vez, como la capa de invisibilidad de Piedra y el mapa del merodeador en Azkaban. Aprende a convocar fuerzas como su patronus.
El héroe es raptado o debe realizar un viaje por mar o durante la noche.
Harry es literalmente secuestrado cuando toca el cáliz de de fuego, que se ha transformado en un traslador.
El héroe lucha con un dragón simbólico. Puede sufrir una muerte ritual, tal vez incluso un desmembramiento.
Harry pelea con un Basilisco, con dementores y, naturalmente, con el dragón simbólico más grande de todos: Voldemort.
Y parece que, en cada aventura, Harry sufre nuevas heridas graves; por ejemplo, padece, literalmente, un desmembramiento cuando se rompe el brazo durante el partido de Quidditch y un encantamiento incompetente lo deja sin huesos.
El héroe es reconocido por su padre o se reúne con él. Es capaz de comprender esta fuente de control sobre su vida.
En todas sus aventuras, Harry experimenta un momento profundamente conmovedor en el cual entra en contacto con sus padres, por ejemplo, cuando aparecen en el espejo de Oesed en Piedra, o cuando ve sus imágenes espectrales creadas por la varita de Voldemort en Cáliz.
El héroe adquiere una condición casi divina. Ha viajao más allá de la ignorancia y del miedo. 
Harry conquista el miedo en cada aventura. Aunque parece sorprenderse cada vez que lo hace, la sensación de que Voldemort no lo derrotará va cobrando fuerza en cada nuevo enfrentamiento con el Señor Tenebroso. Como dice Dumbledore al final de Cáliz: <<Has llevado sobre tus hombros la carga de un mago adulto, y has podido con ella.>>
El héroe recibe <<la recompensa final>>, la meta de su aventura.  Puede ser el elixir de la vida. Es posible que su objetivo haya cambiado, porque ahora es más sabio. 
En Piedra, el espejo de Oesed le mete en el bolsillo esta <<recompensa final>>, que de hecho produce el elixir de la vida.
En Cámara, vence al monstruo que vive desde hace décadas en los subterráneos de Hogwarts, salvando a Giiny Weasley, a a muchos otros alumnos que podrían haber sido víctimas del basilisco.
En Azkaban, <<encuentra>> el premio que todos los magos buscan: Sirius Black. Pero, al saber la verdad sobre Black, halla la forma de evitar que lo condenen a la pena capital, algo aparentemente inevitable, lo cual es lo mismo que proporcionarle el elixir de la vida.
E Cáliz, el objetivo es evidente: la victoria en el Torneo de los Tres Magos. Pero lo que Harry descubre es mucho más profundo. Lucha contra Voldemort varita contra varita y vuelve a eludir la muerte, esta vez gracias a sus propias habilidades. Empieza a tomar conciencia de su verdadera fuerza como mago.
III. Regreso
El héroe regresa a su mundo original en un <<vuelo mágico>>. Pueden rescatarlo fuerzas mágicas. Esposible que uno de sus protectores originales acuda en su ayuda. Una persona o cosa de su mundo original puede aparecer para llevarlo de regreso.
Harry es salvado milagrosamente en Piedra y regresa a su mundo mientras aún está inconsciente. 
En Cámara, es rescatado por Fawkes. El fénix le lleva el Sombrero Seleccionador para que éste le haga llegar la espada de Gryffindor, tras lo cual ataca al basilisco.
En Cáliz, hablando con la imagen de Cedric Diggory cread por la varita de Voldemort, Harry se compromete solemnemente a retornar su cuerpo a Hogwarts.
El héroe cruza el umbral de regreso. Puede tener dificultades para adaptarse a su vida original, donde la gente  no comprenderá eternamente su experiencia. 
Cuando acaba el curso, Harry debe regresar a casa de los Dursley en Privet Drive, donde es imposible que lo comprendan. Incluso otros magos tienen dificultades para entenderlo, como se describe al final de Azkaban: <<Nadie de Hogwarts conocía la verdad de lo ocurrido... Al final del curso, Harry oyó muchas teorías acerca de lo que había sucedido, pero j¡ninguna se acercaba a la verdad.>>
El héroe adquiere el control de sus dos mundos: el mundo cotidiano,que representa su existencia material, y el mundo mágico, que simboliza su yo interior.
Para casi todos los magos, hallarse en presencia de Voldemort es la peor pesadilla. Pero Harry se ha encontrado con frecuencia en esa situación y ha presenciado cosas que nadie ha visto jamás. Estos encuentros lo han puesto con contacto con una parte de su psiquis que otros magos ni siquiera conocen. Con toda seguridad, al final, incluso aunque él lo dude, estas experiencias lo ayudará a convertirse en un mago aún más grande que Dumbledore. (Sin duda, Dumbledore lo sabe, y eso le complace.)
El héroe ha ganado la libertad de vivir. Ha superado los miedos que le impedían vivir plenamente.
El miedo, nos dicen, es el peor enemigo de Harry, peor incluso que Voldemort. En Azkaban, el profesor Lupin no le permite que se enfrente al boggart porque teme ver a Voldemort materializándose en Hogwarts. Pero Harry le dice: <<El primero en quien pensé fue Voldemort... Pero luego recordé a los dementores.>> La profundidad de Harry impresiona a Lupin: <<Eso sugiera que lo que más miedo te da es... el miedo. Muy sensato, Harry.>>
Naturalmente, Rowling no sigue el esquema paso a paso. Estas pautas aparecen en cada uno de sus libros, como lo hacen en la mitología y el folclore desde hace siglos, porque la meta de los héroes continúa siendo la misma. Para batallar contra las fuerzas tenebrosas del mundo, deben enfrentarse primero a las fuerzas tenebrosas que anidan en su interior y rdescubrir en cada aventura que son merecedores de la victoria. Comprendemos a Harry porque, como Campbell dice, <<todos nosotros debemos pasar por esta misma prueba definitiva>>."

Bien, eso es lo expuesto por Campbell y analizado por Colbert basándose en la saga de J.K. Rowling. Si os fijamos con atención, vemos que si bien la estructura es flexible a pequeños cambios, en general es básicamente la misma en todos los libros. ¡Y lo mismo en Percy Jackson!
Así que, como conclusión, puedo decir que finalmente, tenía razón: es lógico que todos parezcan iguales si no se los analiza en detalle, porque todos son héroes, y por tanto, tienen básicamente los mismos objetivos.
Me siento realizada :D

Atomic Kitten, fuera ;)

5 comentarios:

Abbie dijo...

Aayy si todo es tan cierto, claramente ya lo habia pensado pero aqui esta perfectamente explicado y ejemplificado :D Te felcito por que te luciste con la entrada, esta buenisima!
Besooos

AtomicKitten dijo...

Gracias!! Que bueno,porque me llevó un tiempo considerable transcribirla...
Besitos!

Abbie dijo...

Besitos (:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Piix Alvarez dijo...

Y si, vine a leerla :)
Opino que es muy dificl que una novela se salga de estos tópicos. Ya sea fantasia o no-ficción, todos o casi todos los libros empiezan con una alteración en la rutina diaria del prota, luego se ve metido en un mundo diferente (llamese drogas, asesinato, Narnia o Howarts) y a fuerzas tiene que ser vencido en una batalla antes de ganar la guerra.
¡Y eso nos gusta! Que todo se repita igual porque nos sentimos identificados, porque tenemos ese 'morbo' de ver el momento en donde todo se desequilibra y porque nadie creería una novela en donde el pje va destrozando a los malos de una sola vez (?)
En resumen, que interesante :)