miércoles, 25 de abril de 2012

Reseña de Extras, de Scott Westerfeld

Uglies: Extras


Título original: Extras
Autor: Scott Westerfeld
Saga: Uglies #4
Editorial en inglés: Simon Pulse (Simon & Schuster)

Editorial en español: Montena
Fecha de publicación original: 2007
Fecha de publicación en español: Marzo de 2011
Traducción: Matuca Fernández de Villavicencio
Número de páginas en inglés: 416
Número de páginas en español: 411
Encuadernación en inglés: tapa dura; tapa blanda
Encuadernación en español: tapa blanda con solapas


Sinopsis de la contratapa:
Si no eres popular... no existes.Tras el fin de la era de los perfectos, la sociedad está sumida en un renacimiento completo... en el que la popularidad manda. Ser famoso implica tener la mejor casa, mejor ropa e incluso mejores amigos. En cambio, no serlo te convierte en invisible, en un perdedor, en un completo desconocido. En definitiva, en un extra.Aya Fuse lo es. Pero a sus quince años hay algo que tiene ya muy claro: por nada del mundo piensa resignarse al anonimato. Y, como Tally unos años atrás, Aya está dispuesta a todo para hacer realidad sus sueños...
Mi opinión:

Cosa rara lo que me pasó con este libro. Ya perdí la cuenta del tiempo que hace que lo compré, semanas. Y recién hoy lo terminé. ¿Por qué? ¡Si ni siquiera es lento ni aburrido! Es que me estuve dispersando con facilidad, igual que en este momento. Agh. Esto es horrible.
Bueno, empezamos con Aya Fuse en una sociedad algo extraña, una versión magnificada de la realidad de hoy: más famoso sos, mejor vivís. Cuántas veces dice la gente tu nombre determina cuántas comodidades vas a tener. Literalmente. Es muy extraño, lo sé, pero el fundamento es que antes de la lluvia mental (como llaman a la revolución provocada por Tally Youngblood), cuando los perfectos conseguían todo lo que querían de un  agujero en la pared, la economía... bueno, se arruinó un poco (lo cual es un eufemismo para decir que quedaron prácticamente en quiebra). Así que la solución fue que no tuviera todo el mundo lo que quisiera, sino que hubiese un rango. Y entonces crearon el rango facial: todos y cada uno de los habitantes de la ciudad ordenados exhaustivamente según la cantidad de veces que fueron nombrados.
Para conseguir la tan deseada fama, hay diversas camarillas. Ya saben, entre más controversiales, más conocidos, y por lo tanto, más ricos. Aya Fuse pertenece, al igual que su hermano Hiro, a la camarilla de los lanzadores. Ellos se dedican a buscar historias y lanzarlas, con lo que se benefician tanto el lanzador como los protagonistas del documental. Sin embargo, ella es sólo una aprendiz, y mientras que ronda el puesto 600.000, su hermano Hiro está dentro de los 1000 primeros. Él es famoso, pero ella es una completa extra.
El reporte en el que comienza a trabajar Aya la primera noche narrada es el de unas chicas que surfean sobre trenes ultrarrápidos. Y con "ultra" me refiero a ultrarrápidos. Y con "surfear" me refiero a ir paradas encima, haciendo equilibrio. PERO la cosa es que ellas NO quieren ser famosas. De verdad que no. Así que tiran la aerocámara de Aya a un lado un una cueva subterránea y la hacen una de ellas. Pero Aya de verdad quiere ser famosa, así que las graba de todos modos, con toda la intención de traicionarlas ni bien pueda y lanzar la historia.
Eventualmente, por cosas que no voy a decir para no spoilear, algo sucede y Tally tiene que salvar al mundo.Otra vez. Así que se aparece de la nada y se "lleva" a Aya, Hiro, el mejor amigo de Hiro, Ren, y a...
Mientras tanto, Aya conoce a Frizz Mizuno (sí, él también va). Él es el fundador de una nueva camarilla llamada Sinceridad Radical: diseñó una cirugía cerebral cuyo resultado impide que puedas mentir de cualquier forma -y eso incluye desde ocultar verdades hasta mentirte a vos mismo. Por ejemplo, en un momento le dice a Aya que le gusta su nariz sin operar, y ella cree que él se burla de ella. Más tarde se entera de que no puede mentir ni en broma. Ya sé lo que estás pensando: "waw, sería genial que todos los chicos tuvieran eso, así sabríamos lo que piensan". Pero el problema es que cuando estás en una misión secreta con los Cortadores, es necesario que puedas callarte un par de cosas.
Nos situamos en algún punto en Japón en una sociedad futurista, y el ambiente volvió a ser lo más destacable. Ya no son todos perfectos ni todos imperfectos: ahora la cirugía que te "perfecciona" sigue existiendo, pero sólo se la realiza el que quiere y sin las lesiones cerebrales de las que nadie sabía antes de la lluvia mental. También hay otras camarillas que se dedican a las modificaciones quirúrgicas: cabezas manga y monos quirúrgicos. Los primeros imitan a los personajes del manga (con los ojos grandes y eso), mientras que los monos quirúrgicos toman las modificaciones más nuevas que van saliendo (como pieles pixeladas o como de camaleón). También hay perfectos e imperfectos, y todos conviven en paz. Y por si se lo estaban preguntando, Aya es imperfecta, Frizz es perfecto (jajaja suena a que estoy hablando del personaje xD), y Hiro y Ren no se menciona. Supongo que son imperfectos.
Los personajes: Aya me produjo la misma sensación que Tally. No me cae mal, me parece fuerte, independiente y un toque rebelde, pero me molesta que ponga sus intereses por sobre los del resto. Pero por otra parte, entiendo cómo se siente, porque fue criada así. En ese punto, el formato es más o menos el mismo que el de Traición, sólo que el final es cerrado. Pero en general, es la misma estructura. A lo que me refiero es: ya sé que está centrado en más o menos el miso mundo, pero no hacía falta escribir un libro entero sólo para hacer una excusa de remake del primer libro de la trilogía.
Igual, no es exactamente igual, tiene diferencias. Por ejemplo, acá no hay triángulo amoroso. No lo hay, en serio. Yo al principio quería que Aya tenga algo con Ren, pero al poco tiempo me di cuenta de que era imposible -sobre todo porque Ren me parece un tipo raro. No es malo, pero tampoco es bueno. Es como un periodista que se lleva el trabajo a casa; para él, todo es una historia que lanzar. Todo. Y aunque es importante porque es el cerebrito del equipo (es un tecnocerebro, otra de las camarillas), no es de mis personajes favoritos.
Frizz me gustó un poco más, pero no me enloqueció. Es como un tipo normalito. Me da gracia cuando intenta ocultar cosas, porque eso de verdad lo mata; se pone a hiperventilar como loco xD Es dulce con Aya, y tiene las cosas claras. Pero yo me enamoro fácilmente de los personajes, y si no me enloqueció, es porque le faltó magia.
Hiro me sacó de quicio. La mayoría del tiempo es el peor hermano mayor que uno pueda imaginarse: es egoísta, se burla e Aya y la deja sola cuando lo necesita. Y aunque a veces tiene un par de muestras de amor fraternal, sigo creyendo que es egoísta.
Y también aparecen las Chicas Astutas, las que surfeaban en los trenes ultrarrápidos. Al principio parecen importantísimas, pero después, de golpe, nos damos cuenta de que en realidad no cortan ni pinchan, aparecen sólo en el primer tercio del libro, y no son más que el medio que tuvo Aya para descubrir... bueno, lo que descubre después. Y la única de la que me acuerdo el nombre es Kai/Lai (se lo cambió en el transcurso del libro), que me cayó bien, pero tampoco es para tirar cohetes.
Yyy por último, también están los Cortadores: ¿se acuerdan de este grupo? Son el subgrupo de Circunstancias Especiales liderado por Shay y en el que están Tally, Fausto y unos más -aunque se nota que eran los más importantes, porque son los únicos que aparecen acá. Quisiera saber qué pasó con Ho. Ah, y también aparece David (¿notan una ausencia? Sí, es Zane. No voy a decir qué pasó con él. Snif). Pero él y Fausto aparecen bastante menos que Shay, y Shay aparece menos que Tally. Básicamente, la que más aparece es Tally. Pero de esos no voy a hablar, porque ya lo hice en las otras reseñas... lo que sí voy a decir es que Tally es mucho más... especial ahora. Ya lo notarán si lo leen.
Podría decirse que Extras es un spin-off de Uglies (la trilogía), aunque Aya no aparezca ahí, pero para mí es más bien al revés: que la trilogía es un spin-off de Extras. Aunque no realmente. También podría decirse que Extras es un libro complementario de Uglies, pero como no sé cómo definirlo, mejor me abstengo.
La redacción no es nada el otro mundo, pero no es mala tampoco. El concepto es raro pero es bueno, y lo mejor: esta bien aprovechado. El ritmo no es lento, pero tampoco absorbente. De hecho, tardé semanas en leerlo -en parte porque no me daba el tiempo, pero lo cierto es que no estaba desesperada por seguirlo. A la originalidad le pongo pegas porque, si bien el concepto es propio del autor, como dije más arriba, es más o menos Traición con otros personajes y otro sistema social. El desarrollo es correcto, pero como en los anteriores, está dividido en tres partes que casi parecen tres libros distintos, de diferentes que son entre sí. Y el desenlace es... esperado en algún punto, inesperado en otros. Y es cerrado. Eso es bueno.
La portada es las que más me gusta de los cuatro, porque la chica sí se parece a Aya, y las rayitas de colores en su ojo tienen un significado (¡De verdad!). Y las ediciones de Montena son siempre muy cuidadas. Sencillas pero prolijas.
Una sociedad futurista, personajes variopintos, una ambientación magnífica, e incluso una teoría sobre conspiración alienígena (y no dije nada sobre eso a propósito, porque sé que si lo hago suelto la lengua).
¿Lo mejor del libro? Como siempre que se trata de Westerfeld, la ambientación. Me saco el sombrero ante este señor.
¿Lo peor del libro? Los personajes no me llegaron.Me entristece cuando eso pasa.
¿Lo recomiendo? No es necesario leerlo, pero es entretenido. Ah, e incluso podés leerlos al revés: primero Extras y después Traición, Perfección y Especiales. Eso po
dría funcionar también.
Calificaciones:
Redacción: 4/5
Ritmo de lectura: 3.5/5
Concepto general: 4.5/5
Originalidad: 3/5
Desarrollo: 4/5
Ambientación: 5/5
Personajes: 4/5
Desenlace: 4.5/5
Calificación general: 4.6/5
Portada y edición: 4/5


Sobre el autor:

Scott Westerfeld nació el 5 de mayo de 1963 en Texas, Estados Unidos, aunque su vida adulta transcurrió a caballo entre Nueva York y Sydney. En 2001 contrajo matrimonio con la escritora Justine Larbalestier. Si bien es conocido por sus tres series de novelas de corte juvenil, Westerfeld es también un reconocido compositor de música de danza moderna. Se licenció en filosofía en Vassar y se dedicó profesionalmente a la música y a actuar de negro literario para diversos autores y editoriales, además de crear software educativo para niños. Ha publicado asimismo un puñado de novelas de ciencia ficción para adultos.
Tiene varios premios en su haber (entre ellos una mención honorífica al Philip K. Dick de 2000 y un Victoria´s Premier). Dos de sus libros fueron incluidos en la lista de Best Books for Young Adults de 2006.


En la web:


Otros títulos en la colección:

Uglies #1- Traición: Como todos los chicos y las chicas de su edad, Tally espera con impaciencia cumplir los 16 años, porque entonces las autoridades la someterán a una operación estética para convertirla en perfecta. Pero justo antes de su cumpleaños, su mejor amiga, Shay, huye para unirse a la resistencia, un grupo de imperfectos que viven en una ciudad secreta.
Entonces, las autoridades le ofrecen a Tally la peor de las disyuntivas: o ir en busca de Shay y devolverla al mundo civilizado o permanecer imperfecta para siempre...

Uglies #2 - Perfección: Tally tenía un sueño: ser perfecta. Ahora ya lo ha conseguido y ha perdido, como consecuencia, todos los recuerdos de su pasado. Su única preocupación es ser admitida en la mejor pandilla de la ciudad, y para lograrlo sólo tiene que ganarse la aprobación de Zane -el chico más popular y deseado- durante una peculiar fiesta de disfraces que se llevará a cabo en Nueva Belleza.
Pero la noche de la fiesta, un encuentro fugaz hará que el mundo de Tally se tambalee...

Uglies #3: Especiales: Tally creía que eran sólo un rumor, pero ahora es una de ellos...
Ya hace mucho tiempo que Tally dejó de ser una imperfecta rebelde e indisciplinada. Por aquel entonces, ella aún creía que los especiales no eran más que un rumor siniestro y aterrador: de ellos se decía que eran veloces, atractivos y crueles como nadie. Irónicamente, el destino la ha llevado a convertirse en especial, y, tras someterse a la más sofisticada de las operaciones quirúrgicas, ha recibido una misión: acabar con la resistencia... 

8 comentarios:

Abbie dijo...

Por fin trajiste la reseña de Extras! jajaa Buuu si los personajes no te llegaron es una mala señal D: Igual me suena curioso eso de las chicas que surfean en los trenes, igual hay gente que hace eso ahora, verdad? Yo lo he escuchado xd Me gusta lo irónica que eres, eso de: "no es para lanzar cohetes" y cosas así es porque me encantan tus reseñas xd

AtomicKitten dijo...

@Abbie: Me costó demasiado reseñarlo xD Jajaja lo de los cohetes lo saque de un blog español, Libro Joven xD

Solcitohh dijo...

Atomic!! :) Nos trajiste la reseña de Extras! La verdad este libro me gustó por la ambientación y porque crea otra sociedad nueva con grupitos más variados y eso :)
A mi también me gustó la portada por el ojo y por el lunar de Aya!
Muy buena tu reseña,me gustó más que nada porque me hiciste recordar este libro y las partes que me gustaron!
No es un libro indispensable,pero es como para darle un cierre a toda la trilogia y para entretenerse ^^
A mi en cuanto a personajes me gustó Aya y Frizz,aunque tampoco me enamoraron del todo.Quería un chico a quien amar nuevamente en esta saga :S pero bueno igual me gustaron y me daba mucha gracias lo de la sinceridad radical!! yo soy muy honesta pero hay mentiritas que a veces son necesarias para el trato diario o no hacer sentir mal a una persona. Hiro me caia mal por lo mismo,era el tipo hermano mayor creido y egoista que no se detiene en nada más que él mismo. Pero bueno!
Bueno Atomic,me voy yendo! un besito destellante!

Maii dijo...

Hola!
e.e A mí este libro me gustó bastante la verdad, porque el señor autor creó nuevamente un mundo diferente y muy bien formado :D
Eso! Aya me gusta, pero es egoísta ¬¬ Pero bueno, la excusa de que la criaron así.. pero tenes razón es como la realidad magnificada, así que no esta realmente justificada :)
Frizz.. aww.. creo que me gustó bastante (?) Hace mucho leí el libro xd
Pero Sinceridad Radical me parecía muy tonto u.u"
jksjsrtj! Me había olvidado de eso! Yo sería una cabezas manga *-* Qué ternura ^^

Yo creo que este libro no hacía falta, pero fue un lindo toque para la trilogía (:
Si no fuera por Zane... :(

Besos ;3

AtomicKitten dijo...

@Sol: Jajaja yo también necesitaba alguien a quien amar, pero no me enamoró :(

@Maii: Jjnfjkndesljvnfjpkaa Zane </3 pensé en él durante toda la reseña :(

kroana dijo...

Me lo he pensado mucho para leerme este libro pero luego de tu reseña creo que lo colocaré en mi lista de pendientes...

Nos leemos ^^

Ana Arcia dijo...

Quiero leerlos. Y he visto comentarios no tan dulcificados como los tuyos, pero aún así quiero leerlos. Quizá son esos libros que me resultan bastante entretenidos pero que no cambian mi vida :3

esa estrella... dijo...

No sé si leer me la saga, estoy muy dudosa, pero creo que con esta reseña me voy acercando más al SI ;)

besitos<3