miércoles, 5 de septiembre de 2012

Reseña de Rastro

Los Lobos de Mercy Falls: Rastro


Título original: The Wolves of Mercy Falls: Linger
Autor(a): Maggie Stiefvater
Saga: Los Lobos de Mercy Falls #2
Editorial en inglés: Scholastic

Editorial en español: SM
Fecha de publicación original: 1 de mayo de 2011 (reedición)
Fecha de publicación en español: 2010
Traducción: Jaime Valero y Xoana Bastida
Número de páginas en inglés: 368
Número de páginas en español: 425
Encuadernación en inglés: tapa dura; tapa blanda
Encuadernación en español: tapa blanda con solapas

Sinopsis de la contratapa:
Por más que lo desees, es imposible detener el tiempo: pasa y lo cambia todo. Y lo malo es que te arrastra consigo.El invierno a acabado. Para algunos es una época de cambios, de transformaciones.Pero sólo para algunos: Sam sigue siendo Sam. Cole sigue siendo Cole. Isabel no sabe lo que quiere, pero sigue siendo quien es.  Sólo Grace no está a gusto en su propia piel.Primavera: una estación de historias que empiezan y de otras que terminan. De despedidas. De abandonos.Pero todo abandono deja un rastro.

Book trailer:


Mi opinión:


...Y a todo esto, ¿cuándo traen Siempre?
ALERTA: Spoilers de Temblor. De TEMBLOR. Be careful.
Si recuerdan, dejamos Temblor con este panorama: una Grace que nunca llegó a convertirse, y un Sam que dejó de hacerlo; una Isabel que perdió un hermano a manos de la licantropía y una Olivia que se transforma en invierno. Beck se quedó atrapado en su forma de lobo, luego de contagiar a tres nuevos chicos para reemplazar a Sam y que cuide la manada en caso de que él también perdiera su forma humana.
Con esto mismo empezamos en Rastro. Ahora es primavera, y los lobos están empezando a cambiar. Grace y Sam esperan a Olivia, pero el primero que aparece es Cole St. Clair: uno de los nuevos. Este chico es literalmente una estrella de rock relativamente famosa, y nosotros sabemos pero el resto de los personajes no. Es insolente y... bueno, todo lo que uno se imagina de una estrella de rock. Sobre todo, indiferente. A todo. Sólo quiere escapar.
Mientras tanto, Sam y Grace planean su futuro, algo que hasta ahora no habían podido hacer. Pero están pasando cosas. Aparecen lobos muertos. Grace no se siente bien... y huele a lobo. Su relación con Sam tiene impedimentos externos.
Además, Isabel no sabe lo que quiere, y Cole. Cole.
¿Puedo empezar por ahí? Cole. Me gusta muchísimo. Porque todo libro necesita un personaje torturado, que a mí NO me suele gustar. Pero Cole es una mezcla andante de sarcasmo, indiferencia, confusión, culpa y un gran corazón (muy, muuyy en el fondo), y saben que el sarcasmo me puede. Me pareció una muy buena adición, que añade un poco de sequedad y corta con la miel que chorrea de la relación de Grace y Sam. Que, en ese caso, sí me empalagó un poco. Puede que haya sido mi humor o puede que haya sido el hecho de que la relación ya está establecida, y no queda nada de la antigua timidez y confusión que me distraían, pero esta vez sí que hubo partes, en mi opinión, demasiado rosa. Por eso fueron bueas las intervenciones de Cole, y también de Isabel. Otro personaje que me gusta mucho: chica fuerte, centrada y tenaz. Fue capaz de superar una gran pérdida por la que se culpa, y a pesar de eso no anda revolcándose en la pena: es una chica de acción.
Sam sigue siendo un amor, pero se la pasó shockeado la mayor parte del libro. Entre eso, que Grace estaba medio moribunda, y que a Cole no le importaba nada, produjo que fuera Isabel la que tenía que darle un sacudón y hacerlo reaccionar. En un un principio no confía en Cole, pero aunque en ningún momento lo expresa explícitamente, es obvio que para el final su confianza aumenta y alcanza niveles estratosféricos porque le confía lo más importante que tiene.
Y Grace está hecha un manojo de rebeldías varias xD esa es la mejor manera de describirlo. Múltiples peleas con sus padres, escapadas de casa a medianoche, y unas ansias increíbles de conseguir una cafetera roja. No pregunten. Se vuelve un símbolo de algo, lo juro.
En general, los personajes me gustan. Me gustan como personajes individuales, pero lo que más me gusta es la interacción entre ellos, su dinámica. Me gusta que Grace y Sam tengan maneras distintas de expresar lo que sienten, pero traten de mostrarle su amor al otro en el lenguaje del otro y no del suyo. Me gusta que Grace e Isabel sean tan distintas y se complementen tan bien. Que Isabel y Cole estén igual de rotos por dentro, y que tengan que luchar cada uno con sus demonios personales, y que eso haga que haya fuegos artificiales cada vez que discuten. Que Isabel sea quien trae a tierra al soñador de Sam, que éste no confíe automáticamente en Cole como hace siempre; que las relaciones tengan que crecer. Que no nazcan de la nada.
Otra cosa que me gusta muchísimo es la sensación que produce la redacción. Al menos a mí me resulta muy poética para ser sólo narrativa, ¿me explico? Las metáforas, las personificaciones, las comparaciones. Los sonidos. Los versos de poesía sueltos entre párrafos, de autores reales y los que escribe Sam. Todo eso me transmitía paz, de alguna manera. Es una lectura apacible.
Además da a conocer muchas puntos de vista, porque está redactado tanto por Sam y Grace como por Isabel y Cole. En un principio puede marear un poco, pero a medida que la lectura avanza, la favorece, porque logramos estar siempre en el lugar justo en el momento indicado. Esto produce, como efecto secundario, una cierta complicidad entre el lector y cada uno de los personajes (por separado), ya que sabemos cosas sobre uno que el resto no sabe.
Sobre el final, me pasó lo mismo que con Temblor: me pareció apresurado y sacado de la manga. A ver: acá, la licantropía se trata como una enfermedad. Por lo tanto, lo que se busca son explicaciones científicas, en lugar de una leyenda ancestral que explica las causas y consecuencias. Pero el problema es que no es fácil basar un fenómeno mitológico en la ciencia, y puede terminar siendo cualquier cosa. Las teorías y explicaciones son rebuscadas por demás y poco creíbles. Tienen su lógica, sí, peor muchas veces ni siquiera tienen un fundamento tangible que de pie a teorías que exigen decisiones de vida o muerte.
En general, un libro bonito, pelín innecesario (dado el final de Temblor) pero bonito, con personajes agradables y de lectura amena. No se hace pesado pero no es frenético, y el final te deja como el gif de la derecha.

¿Lo mejor del libro? Cómo crecen las relaciones entre los personajes. Me encanta, me encanta cómo se desarrollan.
¿Lo peor del libro? Sigue siendo la falta de una base sólida para la teoría del final. Como mujer de ciencia que soy (?), las cosas no me terminan de cerrar y eso me molesta.
¿Lo recomiendo? Si no leíste Temblor, qué hacés leyendo esto ¬¬ así que asumo que sí lo leíste. Y es ese caso, podés tanto leer Rastro como no hacerlo. Temblor tiene un final precioso y bien cuadrado y bien podés quedarte con eso, pero si querés tener una visión más amplia de la historia, go ahead.
Calificaciones:
Redacción: 5/5
Ritmo de lectura: 4/5
Concepto general: 4/5
Originalidad: 4/5
Desarrollo: 4/5
Ambientación: 4.5/5
Personajes: 5/5
Desenlace: 3.5/5
Calificación general: 4.25/5
Portada y edición: 5/5

Sobre la autora:


Maggie Stiefvater (18 de noviembre de 1981) es una ilustradora y escritora estadounidense de bestsellers young-adult y urban fantasy. Actualmente vive en Virginia. Asistió al Mary Washington College, graduándose en historia. Lugo de graduarse, trabajó como artista de retratos, especializándose en el arte ecuestre; su arte fue coleccionado en todo el mundo. A los 16, Stiefvater cambió legalmente su nombre de Heidi a Margaret. Está casada y tiene dos hijos.

Curiosidades:
  • ¿El booktrailer? ¿En stop-motion? Lo hizo la autora :)

En la web

12 comentarios:

Ana Arcia dijo...

Jolé, de hecho me salté a la parte donde resumes lo mejor y lo peor. No es que vaya a leerlo pronto, pero mejor me aguanto y no me spoleo.

Besis.

Júlia MB dijo...

A mí me cansó el primer libro, así que ya ni me planteo leerme el resto de la saga. Todo lo de la licantropía me cansa un poco...

besotes <3

VALENTIN IONUT dijo...

http://visitas-gratis-en-tu-blog.blogspot.com.es/

Este blog vuelve a estar activo , visitenos para conocer otros blogs y dejar conocer tu blog . Gracias!!!

AtomicKitten dijo...

@Ana: Jajaja antes muerta que spoileada xD

@Julia: De verdad? EN SERIO? Amo a los lobos /SOB

@Valentin Inloquesea: NO.

Solcitohh dijo...

Atomic! no me lei la reseña porque todavia no leí Temblor!
Pero bueno igual paso a dejarte un beso :D
Te quiero <3

Maii dijo...

Hi :3
Me siento mal por no haberlo terminado todavía /sobs

Awn c: Just awn e.e

Cole es tan dfhkfshk Pero cuando le hizo lo de la bañera a Sam ;_____; My poor little baby..
SAM Y LAS GRULLAS, VISTE QUE LINDO? ADGADGJADHJASHSFHKFJ ^^
Jajaja.. Grace rebelde..
ESO. Las relaciones entre todos son tan.. *suspiro*
Ya lo voy a terminar y opino sobre el final, me asusta D:

Besos :3
P.D: Se supone que el 3º llega este mes *-*

ghaaby Bloggie dijo...

wwuuauuu
que geniaalll:D
me mola el libro n_n

Just me . dijo...

tiene pintaaaaa ! definitivamente a mi lista de deseos :)
un beso !

Mar dijo...

No leí nada por los spoilersxd Tengo que leer Temblor pronto fnweiufw Me alegro que te haya gustado,besos;)

Abbie dijo...

Ok, no entendía que hacía una cafetera roja ahí en medio de la reseña xd Tienes que explicarme bien que shit hace ahí ok? xd
Creo que quiero leer estos libros... pero no sé askdhkasdhkjsdad no me decido D:

esa estrella... dijo...

Esta saga me encantó ^^ Es increíble, y como dices, Cole es un personaje necesario, y si ya te ha gustado en este, no te imaginas lo irresistible que puede llegar a ser en el tercero!!!!
Es que esta saga me mata, la adoro *-*
Una reseña fantástica ;)

besitos<3

pd: eres monísima, has puesto la cafetera!!!!! >-<

AtomicKitten dijo...

@Sol: Jajaja yo también <3

@Maii: WHAT THE FUCK ARE YOU WAITING FOR GO READ KDJ VBKDJ
NO. ESTE MES. QUE.

@Ghabby: Leelo entonces ^^

@Just me: Yey ^^

@Mar: VOS TAMBIEN GO THEN KJVBFKABV

@Abbie: Jajaja es que TENIA que ponerla xD YES DO IT OMG

@esa estrella...: La cafetera TENÍA que estar ok. xD