lunes, 16 de septiembre de 2013

Reseña: Incarceron


Título original: Incarceron
Autor(a): Alyson Noel
Saga: Incarceron #1
Editorial en inglés: Firebird
Editorial en español: Del Nuevo Extremo - Molino
Fecha de publicación original: --
Fecha de publicación en español: octubre de 2010
Traducción: Ana Mata Buil
Número de páginas en inglés: 464
Número de páginas en español: 501
Encuadernación en inglés: tapa dura; tapa blanda
Encuadernación en español: tapa blanda con solapas


Sinopsis de la contratapa:
Incarceron es muy distinta de las demás cárceles: sus presas no sólo viven en celdas, sino también en bosques metálicos, ciudades arrasadas y parajes sin fin. La cárcel lleva siglos sellada y únicamente un hombre, según cuenta la leyenda, ha conseguido escapar. 
Finn, un preso de diecisiete años, está decidido a huir, aunque la mayoría de los reclusos ni siquiera creen que el Exterior exista. Pero lo que ellos no saben es que Finn se ha apoderado de uina especie de llave de cristal y, a través de ella, puede comunicarse con Claudia, quien asegura vivir en el Exterior y que su padre es el Guardián de Incarceron. Sin embargo, ninguno de los dos es consciente de que la cárcel esconde mucho más de lo que ven sus ojos. Tendrán que emplear todo su coraje para escapar, pues la tarea será más ardua de lo que imaginan. 
Porque Incarceron está viva.
Una prisión como no hay otra.Da la vida. Negocia con la muerte.Y lo ve todo.
Mi opinión:

Santa madre de los plot twists.
La Era. Vestidos antiguos e incómodos, pero también mecanismos tecnológicos de lo más refinados. Los períodos históricos convergen en uno solo acorde al Protocolo, que decretó que debería volverse al estilo de vida antiguo, antes de que la tecnología nos arruinara. En este universo viven Claudia y Finn.
Desde el principio notamos las diferencias entre los estilos de vida de nuestros dos protagonistas. Claudia es la hija del Guardián de Incarceron, comprometida con el príncipe Caspar y destinada a convertirse en reina en tan solo unas semanas. Finn, por el otro lado, es un habitante de Incarceron, la Cárcel del reino; sin embargo, esta no es una cárcel común y corriente: Incarceron está viva. Diseñada ciento cincuenta años atrás, nadie entra, nadie sale. Con el tiempo, la Cárcel empezó no solo a albergar a los pobres y criminales, toda esa gente de la que el reino no podía hacerse cargo, y controlarlos, sino que desarrolló una conciencia. La Cárcel vigila, juzga y condena, y nadie escapa de sus Ojos. En sus entrañas se cuecen complots, traiciones, pero también surge la amistad y el amor, e incluso hay lugar para la ciencia. Un universo dentro de otro, fue ideada como un paraíso más que como un castigo, pero la situación se terminó por desvirtuar, y ahora está fuera de control. Camarillas, grupos rivales... es la vida que Finn detesta, pero la única que conoce. O al menos, que él recuerde.
Dos vidas que parecen muy distintas, pero al final del día son más similares de lo que parecen. Finn y Claudia, en Incarceron o no, ambos son prisioneros. Uno, de un cuasi organismo inteligente; la otra, de las farsas y juegos políticos de la Corte. A ninguno le gusta su lugar. Ambos quieren escapar.
Claudia cuenta con la inestimable ayuda de Jared Sapient, sabio, científico y perteneciente de lo que vendría a ser la élite científica. Finn, por su parte, viaja con su hermano de juramento, Keiro (ese nombre, por favor ♥), el Sapient de la camarilla a la que pertenecía Finn antes de huír de ahí, los Comitatus, quien responde al nombre de Gildas, y Attia, la joven esclava que rescataron de los Comitatus. Cada grupo por su parte
emprende su propia búsqueda, que los lleva a encontrar un curioso dispositivo: una llave de cristal y su duplicado que funcionan a modo de comunicador. Y resulta que podrían llegar a ser la mutua llave de su escape.
Lo que más me costó con este libro fue encajarlo en algún género. Apenas empieza parece tener tintes de steampunk, y después distópico, y después ambos y ninguno, así que es ciencia ficción a secas. Sin embargo, esto de no saber con qué nos estamos encontrando fue lo que hizo que al principio me costara meterme en la historia. No entendía qué estaba pasando, por qué una princesa a punto de convertirse en reina, en vestidos pesados y con criadas, tenía una barra láser eliminadora de arrugas. Hasta que tanto Finn como Claudia no encuentran sus respectivas llaves, la historia no tiene ni pies ni cabeza, y por si fuera poco, es muy pesada de leer. Pero a partir de la página 70 es cuando se empiezan a dar más explicaciones, comenzamos a entender el funcionamiento de Incarceron, el por qué del congelamiento temporal. Es también cuando ambos protagonistas empiezan a moverse, hacer cosas, intentar solucionar algo.
La reseña más recordaba de este libro tachaba a los protagonistas de insufribles, pero la verdad es que a mi no me lo parecieron. Claudia sí me pareció un poquito contradictoria a veces, muchas otras no lograba descifrar sus intenciones, pero en el sentido general no me resultó tan terrible. A Finn, incluso le tomé cariño y todo. También un poco contradictorio a veces, testarudo y un poco crédulo, pero tiene su razón de ser, de algún modo.
El resto de los personajes de Incarceron (la cárcel, no el libro), es decir, Keiro, Attia y Gildas, en general me produjeron una sensación extraña, de no poder confiar en nadie, y creo que eso era precisamente el punto. Entre los Comitatus, la confianza no existe, así que es lógico que uno tenga esa misma sensación. Keiro fue el que peor espina me daba, Gildas me parecía un loco y un interesado, pero Attia siempre me pareció muy genuina, a pesar de que, de nuevo, no lograba entender sus intenciones.
Ahora, me remito a la primera frase de esta reseña: madre de los plot twists. Hubo cosas que eran fáciles de adivinar desde el principio, lo cual nos llevaba a pensar que iba a ser un libro predecible. Por el contrario, nos engañan a más no poder. Cuando todo apunta hacia un lado, de repente las cosas dan un giro de 180º. Me sorprendió mucho; no me lo esperaba.
En términos generales, me gustó mucho, a pesar de no estar del todo convencida debido a reseñas previas. A la hora de leer, todo eso se me borró de la cabeza.
La edición es una preciosidad, ya saben que no me alcanzan las palabras para describir cuánto amo el formato y la llave holográfica y todas esas cosas. PERO, sí tengo una queja, y es que deberían ser más cuidadosos al traducir. Me encontré en varias ocasiones que ponían un nombre que no iba (en un momento dicen Jack y no hay un sólo Jack en todo el libro; hablaban de Jared). Creo que es algo de lo que un corrector podría darse cuenta.
¿Lo mejor? Me encantó todo el concepto de la Cárcel, la situación del mundo exterior; me encantó cómo estaba escrito, pero sobre todo, me fascinó la dualidad del asunto, esa polaridad en la que uno está preso, el otro no, pero ambos son prisioneros de algo más grande y que piensa por sí mismo.
¿Lo peor? Las primeras 100 páginas o así son bastante pesadas. Creo de haber sido otra la situación, podría haber hecho que lo abandone, porque eran así de pesadas. Sentía que no avanzaba nunca.
¿Le recomiendo? Si te gusta la ciencia ficción, sí, pero si no, puede que no le encuentres sentido. Y estás avisado sobre el principio.
Calificaciones:

Redacción: 4/5
Ritmo de lectura: 4/5
Concepto general: 5/5
Originalidad: 4.5/5
Desarrollo: 5/5
Ambientación: 5/5
Personajes: 4.5/5
Desenlace: 4/5
Calificación general: 4.5/5
Portada y edición: 4.7/5

Sobre la autora:

Catherine Fisher (Newport, Gales, 1957) es una autora dedicada a la literatura juvenil, en cuyos libros podemos encontrar un gran componente de fantasía.
Fisher es arqueóloga y profesora en una escuela de primaria, además de enseñar escritura creativa para niños en la Universidad de Glamorgan. Es miembro de la Academia de Gales.
Empezó escribiendo poesía y sus poemas fueron publicados en diversas antologías. Se convirtió en un bestseller internacional con la publicación de su trilogía Oracle (2003-2005), que fue traducida a veinte idiomas.
Ha ganado numerosos premios y reconocimientos, como el Welsh Arts Council o el Cardiff de poesía.
Su serie de novelas iniciada por Incarceron (2007), seleccionada por The Times como libro Infantil del Año, será adaptada en varias películas producidas por la compañía FOX.

3 comentarios:

Abbie dijo...

HOLA SI NO LEÍ LA RESEÑA PORQUE ME HACE ACORDAR QUE LO TENGO AHÍ PENDIENTE Y ME DAN GANAS DE LLORAR.
Igual leí eso de lo mejor y lo peor y me asusta que las primeras 100 páginas sean pesadas -.-
Besos! x3

Mar dijo...

LO QUIERO MUCHÍSIMO.
Me causó lo de JackxD Que horrible por dios,son cosas fáciles de darse cuenta y que se podrían corregir.
Besos:)

esa estrella... dijo...

Mmm. Esa portada me ha cautivado *w* soy una amante de las portadas con llaves XD
No pinta mal, a ver si algún día la veo por aquí y lo examino de cerca :)
Odio ir a la librería y salir sin nada más que más libros que quiero leer y no puedo leer/comprar >-<

Gracias por la reseña!!

besitos<3