lunes, 23 de septiembre de 2013

Reseña: Splintered (Susurros)


Traducción literal del título: Astillado
Título traducido: Susurros
Autor(a): A.G. Howard
Saga: Splintered #1
Editorial en inglés: Amulet
Editorial en español: Oz
Fecha de publicación original: 1 de enero de 2013
Fecha de publicación en español: (--)
Traducción: (--)
Número de páginas en inglés: 371
Número de páginas en español: (--)
Encuadernación en inglés: hardbac
k; paperback
Encuadernación en español: tapa blanda con solapas

Sinopsis de la contraportada:
Alyssa Gardner puede escuchar los pensamientos de plantas y animales. Por ahora, esconde sus alucinaciones, pero conoce su destino: va a terminar como su madre, en una institución. La locura lleva en la sangre de su familia desde que su tátara-tátara-tátarabuela Alice Lidell le contó sus extraños sueños a Lewis Carroll, inspirando su clásico LasAventuras de Alicia en el País de las Maravillas.Pero tal vez no está loca. Y tal vez las historias de Carroll no son tan caprichosas como parecen.Para romper la maldición de la locura, Alyssa debe bajar por la madriguera del conejo y arreglar los problemas del País de las Maravillas, un lugar lleno de seres extraños con tareas oscuras. Alyssa se lleva consigo a su crush del mundo real -el protector Jeb-, pero cuando su viaje comienza, se encuentra dividida entre su solidez y la encantadora, peligrosa magia de Morfeo, su guía hacia el País de las Maravillas.Pero nadie en el País de las Maravillas es quien parece ser -ni siquiera la misma Alyssa...

Mi opinión:

Wowe qué preciosidad de libro. Holy mother of stuff and nonsense!
(Disculpen la falta de datos de la edición española; lo tengo en inglés y no tengo de dónde sacarlos =/)
Alyssa es descendiente de de Alice Liddell, la primera niña en bajar al País de las Maravillas y la inspiración de Lewis Carroll para escribir el cuento clásico. Lo que la gente desconoce es que, generación tras generación, las mujeres de la familia sufren una maldición: pueden oír los susurros de las flores y los insectos. Obviamente, generación tras generación, esta cualidad fue tomada por esquizofrenia, lo que nos da un historial familiar de antepasados encerrados en manicomios con camisas de fuerza.
Este es el caso de Alison, la madre de Alyssa. Consecuentemente, nuestra protagonista vive sola con su padre, aunque visitan a Alison semanalmente; y ella sabe, aunque su padre no quiera admitirlo, que por cómo van las cosas, ella es la próxima en terminar en la celda acolchada.
A no ser... que encuentre la madriguera del conejo, baje al País de las Maravillas y arregle todo lo que Alicia puso patas para arriba en su estadía. O eso es lo que dice ese chico de cabello azul y ojos negros, o la polilla que parece seguirla a todas partes y de la que su madre se empeña en alejarla.
Decidida a sacar a Alison de ahí, Alyssa baja Wonderland y se lleva, accidentalmente, a Jeb consigo, su mejor amigo, hermano de su mejor amiga Jenara, y de quien lleva enamorada desde que lo conoció en sexto grado, aunque él la trata como si fuera su hermanita.
El problema es que el País de las Maravillas no es como todos lo recordamos, rebosante de alegría aunque falto de sentido, sino mucho más oscuro y un poco más tenebroso. Obedece sus propias reglas, y lo que es peor, no hay manera de descubrirlas hasta que se rompen.
En Splintered volvemos a Wonderland pero con un enfoque muy diferente, y nos reencontramos con los personajes que creíamos conocer... que tampoco son los mismos.
A pesar de que esta trama promete desafíos, la realidad es que las cosas la mayoría del tiempo resultan, por el contrario, demasiado fáciles. Sin embargo, esto tiene una justificación tanto en el mundo de los personajes como en el del lector, y aunque no les voy a decir la de los personajes por motivos obvios, inclusivos pero no exclusivos, relativos al no spoilearles el final, sí les voy a decir la del lector: el punto de esta obra no es introducir una nueva historia ni un nuevo mundo, sino darle un giro a los que ya conocemos. No se puede empezar esta historia esperando descubrir la pólvora, porque es, ante todo, algo muy similar a un retelling, y por supuesto tiene sus bases en una obra que ya existe, y que es además muy conocida por todos -la hayan leído o no. Y sin embargo, si piden mi opinión, yo recomendaría leer el original primero; de esta manera se aprecian mucho mejor los guiños de lo que lo haríamos sólo con la base que tenemos del saber popular, y la diferencia, precisamente el giro que nos quiere mostrar la autora, es mucho más notorio. Eso dicho, metámonos en la historia en sí.
Alyssa parece típica, pero está lejos de serlo. De estilo grunge (relativo al rock alternativo de Seattle, por cierto; les digo porque yo tuve que googlear (?)), Al no es una princesita que pasa desapercibida. Por el contrario, sufre un poquito de bullying desde que su clase se enteró de su ascendencia tan particular -aunque no saben de la maldición-, por lo que cuenta con pocos amigos. De hecho, los únicos que vemos son Jenara y Jebadiah -Jeb. Estos dos son hermanos y conocen a Allie desde sexto grado, además de vivir en el dúplex de al lado del suyo. Jeb es, como les mencioné más arriba, el crush de Alyssa desde tiempos inmemoriales, aunque él no se da por enterado, novio formal de Taelor- la bruja popular y rica de la escuela. Y aunque nosotros nos damos cuenta de que Taelor es poco más que una molestia para Jeb, que este mismo está loquito por Alyssa y demás, nuestra protagonista no tiene ni idea. Tenemos, también, al tercer chico en cuestión... Morfeo. La verdadera naturaleza de este muchacho es desconocida hasta bien entrado el primer cuarto de libro; por el momento, sabemos que ella lo conocía de pequeña, hasta que un cierto episodio que hace que Morfeo desaparezca y Al lo elimine de su consciencia... por supuesto, hasta que vuelve a desaparecer. Y hasta ahí llegan los tópicos, porque lo que Morfeo quiere de Alyssa no es sólo su corazón- le pide, literalmente, que encuentre la madriguera del conejo, baje a Wonderland y demás, que ya les conté arriba y me estoy repitiendo. La cuestión es que tenemos el chico malo con buenas (¿o malas?) intenciones, y el chico bueno con buenas intenciones, y cada uno pertenece a un lado de Alyssa, que tiene ambos... en más de un sentido. Bueno, sí, nada que no hayamos visto antes. Lo nuevo es, insisto, el enfoque que se le da a un mundo que ya conocemos, lo cual es el foco central de la novela. Hay romance, sí, pero no podría definirla como una novela romántica en sí misma. No es nada original el triángulo que se da, pero la verdad es que tampoco importa, porque nos vemos tan absorbidos por la historia y por Wonderland en sí misma que terminamos por creernos lo que leemos. Una narración fluida y lírica a la vez -algo poco común, porque a veces la escritura más bonita peca de recargada o pesada- nos sumergen en el centro del País de las Maravillas, que no es en absoluto lo que creíamos. Hay problemas en el paraíso: una lucha de poder se cuece en el castillo de la Reina Roja -quien fue exiliada de Wonderland. La Reina Granadina gobierna en su lugar, y la Reina Marfil (desconozco el nombre que le dieron en la traducción, acá es Ivory), del Reino Blanco, se encuentra prisionera- todo producido por la visita de Alice tantos años atrás. Hasta que Alyssa no ponga todo en su lugar, la maldición no se va a romper.
Jeb es un conflicto para mi mente lectora. Por un lado, es muy fácil tomarle cariño. Tiene sus propios problemas, su propia historia, que lo hacen quien es, y meterse en su piel resulta sencillo. Por el otro, es un personaje de plano innecesario, y que en muchos casos complica las cosas, aunque a veces aporta una ayuda inestimable para las misiones de Alyssa. Y por innecesario que sea, si no estuviera ahí faltaría algo.
Morfeo, por su parte, actúa como el mentor de Al en este viaje, y durante todo el libro es claro que oculta bastantes secretos. Ella lo sabe, pero sin embargo decide creerle, impulsada por el cariño que poco a poco recuerda que le tenía, y el que está desarrollando ahora. ¿Es bueno? ¿Es malo? Creo que ninguna. Y eso es lo que hizo que me gustara tanto.
Es mi primera experiencia con un retelling (o algo similar), por lo que no tengo con qué compararlo en ese campo, así que disculpen si mis opiniones al respecto resultan desacertadas; pero a pesar de esto que les mencioné ahí arriba, fue una historia que disfruté de principio a fin, con un alto contenido de acción y que resulta original a pesar de los tópicos que podamos encontrar. Me encantó reencontrarme con este mundo y ver un nuevo lado -porque a veces las cosas no son o blancas o negras.
Ah, shoutout a la edición porque hace mucho, MUCHO tiempo que no veo una edición tan cuidada. Desde Los Lobos de Mercy Falls, diría yo.
¿Lo mejor? Es muy absorbente. Una vez que lo agarrás es difícil soltarlo. Además, la redacción es muy bonita, muy amena, tiene mucha acción y la ambientación es más que preciosa. Hubo una escena en particular (cuando pasan por la zona de oscuridad con las plantas y cosas fluorescentes, para los que lo leyeron... y para los que no, también xD) que creo que quedó grabada como mi parte favorita de Wonderland.
¿Lo peor? Hubo cosas innecesarias. No hacía falta, por ejemplo, esta obsesión que Morfeo tiene con Alyssa, o el que Jeb estuviera con Taelor. Qué personaje tan irrelevante, esta chica.
¿Lo recomiendo? Definitivamente; sólo tengan eso que les dije en cuenta. No esperen la cosa más original de la tierra y no se decepcionen cuando no la encuentren, porque ese no es el punto fuerte de la historia. Creo que para disfrutarlo como se debe hay que dejar de pesar comparativamente y apreciarlo como lo que es.
Calificaciones:
Redacción: 5/5
Ritmo de lectura: 5/5
Concepto general: 5/5
Originalidad: 4/5
Desarrollo: 5/5
Ambientación: 5/5
Personajes: 4.5/5
Desenlace: 4/5
Calificación general: 4.7/5
Portada y edición: 5/5


Sobre la autora:

A.G. Howard  se inspiró para escribir Splintered misntras trabajaba en una biblioteca. Siempre se preguntó qué habría pasado si la sultil tetricidad de Las Aventuras de Alice en el País de las Maravillas fuese el el centro de atención, y espera que que su tributo, más oscuro y vibrante, a la historia de Carroll inspire a los lectores a ir por las historias que la conquistaron de pequeña. 
Cuando no está escribiendo, sus pasatiempos son la lectura, los rollers, la jardinería, y vacacionnes familiares que a menudo incluyen viajes a cementerios del siglo XVIII o escuelas encantadas, para apaciguar a si musa hiperactiva. 

3 comentarios:

Mar dijo...

LO QUIERO TANTO PERO TANTO QUE ME LLORA EL ALMA.
AMO ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS PORQUE ME LO LEÍAN DE CHICA Y ESTA HISTORIA ME RE LLAMA. Además de que la edición es preciosa y necesito tenerla en mi estanteríaxD
PERO DE VERDAD AHORA LO QUIERO MÁS POR TU RESEÑA.

Maii dijo...

Hi there c:

AYY PARECE TAN GENIAL<3 Espero que llegue pronto por acá.. Igual tendría que leer el original también.
AL SO QUIERO LEER EN TINTA VIOLETA HE DICHO *.*

Besos :3

esa estrella... dijo...

Ya sabes que este libro me tiene el corazón robado. Me llama muchísimo y quiero conseguirlo ya >.<
Muchas gracias por tu reseña!!

besitos<3