lunes, 25 de noviembre de 2013

Reseña: El Hijo de Neptuno


Título original: Heroes of Olympus: The Son of Neptune
Autor: Rick Riordan
Saga: Los Héroes del Olimpo #2
Editorial en inglés: Hyperion Books
Editorial en español: Montena
Fecha de publicación original: 2 de julio de 2013 (reimpresión)
Fecha de publicación en español: 17 de octubre de 2013
Traducción: Ignacio Gómez Calvo
Número de páginas en inglés: 550
Número de páginas en español: 464
Encuadernación en inglés: tapa dura; tapa blanda
Encuadernación en español: paperback



Sinopsis de la contraportada:
¿A qué juegan los dioses del Olimpo? Gea, la madre Tierra, está despertando a un ejército de monstruos para acabar con la humanidad... y ellos se entretienen mareando a los semidioses, los únicos que pueden derrotar sus perversos planes. Ahora han mandado a Percy al campamento Júpiter casi sin recuerdos y con la inquietante sensación de que él,el griego, es el enemigo. Por suerte, contará con el apoyo de Hazel, una chica nacida hace más de ochenta años, y de Frank, un muchacho que todavía no sabe muy bien cuáles son sus poderes (ni si los tiene). Juntos deberán emprender una peligrosa expedición para liberar a Tánatos, el dios de la muerte, de las garras de un gigante...
Mi opinión:

Tío Rick lo hizo de nuevo.
NO hay spoilers de El Héroe Perdido.
Percy está solo. Absolutamente solo. Se encuentra en una misión asignada por la loba Lupa, que lo envió a recorrer medio país hasta encontrar un refugio -uno en específico, pero nadie sabe cuál es-, lo están persiguiendo las gorgonas, no se acuerda de nada antes de Lupa, está cansado, solo, hambriento, y empieza a debilitarse. Pero es Percy, así que sabemos que va a llegar entero.
El objetivo era el campamento Júpiter. Allí, lo reciben los centinelas de turno, Hazel y Frank. Ella es una chica afroamericana de trece años, calma, competente, pero con una gran tristeza interior. Él, un chico chino-canadiense de cuarta generación, con cara de bebé y un cuerpo que no concuerda, grande y torpe, y con un corazón de oro. Ambos ocultan secretos, y Percy puede que también, aunque en realidad no se acuerda.
Así conocemos el campamento Júpiter, con una organización muy distinta a la del Campamento Mestizo, basado en una cultura distinta... que no acepta a los griegos. Y a pesar de que Percy no sabe que es griego, hay sospechas (por las técnicas de combate y demás), y bueno, eso no está bien visto.
En el campamento conocemos a Reyna, la pretora (una de las autoridades máximas entre los campistas), a Octavio, el augur (la versión romana del oráculo, que predice analizando entrañas de animales... de peluche), además de un surtido de campistas (llegamos a conocer a muy pocos en comparación con el Mestizo). El campamento tiene incluso una pequeña ciudad protegida de los ataques de monstruos, los faunos andan sueltos por ahí... parecido, pero distinto.
A días de haber llegado, sin embargo, Percy es enviado en una misión. Las cosas están complicadas- los monstruos no están muriendo. Gaia tiene a la Muerte encadenada, de la manera más literal que se les pueda ocurrir. Mientras esto siga así, nadie muere, y no hay forma de que los campistas venzan en la batalla que está a punto de librarse. Por eso Percy, Frank y Hazel salen en una misión a Alaska, a buscar a la Muerte para desencadenarla y poder matar a los monstruos.
Resumen muy resumido porque no quiero hablar de más; antes que nada, quiero decir que al principio me costó acostumbrarme al sistema de organización de los romanos, y que pensé que no me iba a cerrar. Pero a medida que avanza la historia, se vuelve más y más claro y la fusión de lo grecorromano se hace más prolija, y siendo el aspecto que más me preocupaba, me dejó muy conforme.
Otro asunto al que le tenía un poco de miedo era esto de la predictibilidad. El El Héroe Perdido, era muy obvio para dónde iban las cosas, qué era lo que estaba pasando. Ahora, no sé si es que eso ya no es así o que, por el contrario, como ya estoy metida en la historia presté menos atención y no lo noté, pero logró sorprenderme en varios puntos. De todos modos, si no lo hiciera, no creo que importara, porque ya sabemos que el fuerte del autor no es ese, sino la ejecución. Que, claramente, es la misma de siempre, y eso ya sabemos que es muy bueno.
Fue genial volver a ver a Percy, después de todo este tiempo. Llegó a emocionarme mucho, aunque no sabría decir por qué exactamente; da la sensación de que como lo vimos crecer, verlo hecho todo un guerrero pega en las emociones.
Lo único de lo que sí me quejo es de que la ubicación temporal es confusa. A ver, notemos que es una historia distinta que la de El Héroe Perdido, si bien con el mismo conflicto genérico. Digamos que el problema es el mismo, pero el campamento griego y el romano se ocupan de lados distintos de la misma cosa. Bien, lo que no se entiende es si esto que hacen Percy y los chicos es al mismo tiempo que la misión de Jason, o si es después, o qué. En el sentido práctico, no importa, porque son historias que por el momento están separadas, pero igualmente molesta un poquito.
Mi segunda queja es que la fórmula de los grupos de misión. Un chico más poderoso de lo que piensa, un chico con complejo de segundón, y una chica con personalidad fuerte y decidida. No digo que esté mal, y tiene su lógica, pero sí que da sensación de estar repetido.
Honestamente, no creo que haya mucho más para decir. Riordan es consagrado uno de mis autores favoritos, por la manera que tiene de armar un mundo tan único y tan bien cerrado, y que logra meternos tanto en él.
¿Lo mejor? Las fallas que tuvo El Héroe Perdido, acá no las encontré.
¿Lo peor? Nada remarcable.
¿Lo recomiendo? Indiscutiblemente.
Calificaciones:
Redacción: 5/5
Ritmo de lectura: 5/5
Concepto general: 5/5
Originalidad: 4.5/5
Desarrollo: 5/5
Ambientación: 5/5
Personajes: 5/5
Desenlace: 5/5
Calificación general: 4.8/5
Portada: 5/5 // Edición: 3/5

Sobre el autor:

Richard Russell "Rick" Riordan (5 de junio de 1964) es el autor de la saga Percy Jackson y los dioses del Olimpo. También escribió la serie de misterio dedicado para el público adulto Tres Navarres, y ayudó en la edición de Demigods and Monsters, una colección de ensayos sobre el tema de su serie Percy Jackson.
Riordan ha recibido diversos galardones para sus relatos de misterio, como un Premio Edgar, y ha publicado en revistas como Ellery Quin.


En la web:

3 comentarios:

esa estrella... dijo...

Los de esta saga me llaman bastante ;) Muchas gracias por la reseña!!!

besitos<3

Maii dijo...

Hola Atomic! C:

asjdaksf que emoción ^^ La leí muy de pasada porque ya dentro de poco es su turno(?) Es mi libro asignado para el avión<3
No puedo esperar para leerlo.

Besos :3

Mar dijo...

Lo de las entrañas de peluche NO PUEDO CON ESO. Lo recontra re quiero,re.
Rick es Rick,todo va a ser genial,decís que es genial así que mejor(?
Beso:)