lunes, 12 de mayo de 2014

Reseña: Cress


Traducción literal del título: (--)
Título traducido: Las Crónicas Lunares
: Cinder
Autor(a): Marissa Meyer
Saga: The Lunar Chronicles #3
Editorial en inglés: Macmillan; Feiwel & Friends (USA); Penguin; Puffin (UK)
Editorial en español: Random House Mondadori; Montena
Fecha de publicación original: 6 de febrero de 2014
Fecha de publicación en español: (??)
Traducción: (??)
Número de páginas en inglés: 560
Número de páginas en español: (--)
Encuadernación en inglés: hardbac
k; paperback
Encuadernación en español: tapa blanda con solapas

Sinopsis de la contraportada:
Cress creció como una prisionera. Con tan sólo pantallas por compañeras, es forzada a acatar las órdenes de la malvada Reina Levana. Ahora, eso significa rastrear a Cinder y a su apuesto cómplice, el Emperador Kai. Pero lo que Levana no sabe es que aquellos que busca y el hombre que ama están planeando su caída...Mientras los caminos se cruzan y el precio de la libertad sube, vivir felices para siempre nunca ha parecido más lejano para Cress, Cinder y Scarlet.

Mi opinión:

No tengo palabras para Cress. Tengo que tratar con muchas fuerzas para no ponerme a llorar, ¿saben? Aprecien el intento.
SPOILERS DE CINDER Y SCARLET.  Avisados quedan.
Cress vive en un satélite. Es Lunar, pero exiliada por ser una shell (¿cómo lo llaman, gente a la que las editoriales no les hacen bullying y pueden leerlos en español? ¿Cáscaras?). Sin embargo, Sybil (principal embajadora de Levana en la Tierra) notó que Cress tiene aptitudes para el hacking y la computación en general, por lo que la mantuvo prisionera en un satélite que orbita alrededor de la Tierra, recavando información sobre sus actividades, pero en específico, sobre lo que hace y deja de hacer el Príncipe (ahora Emperador) Kai. (¿Ustedes saben el esfuerzo que me está tomando estar calmada?)
A todo esto, este señorito se encuentra en el medio de los preparativos para su boda con Levana, más que obligado y no porque quiera en absoluto, sabiendo que es prácticamente vender la Tierra a la reina Lunar, pero en realidad no tiene otra opción porque es eso o entrar en guerra… y el pueblo Lunar cuenta con armas con las que la Tierra no puede ni soñar en tener.
Acá es donde entra en acción Cinder. Fugitiva de la ley, junto con el criminal Thorne, la nieta de la mujer que la mantuvo oculta en la Tierra, Scarlet, y el operativo Lunar redimido, Wolf, se encuentran en la Rampion, la nave del Capitán Thorne, mejor conocida como Iko la androide, en la atmósfera terrestre. Y eventualmente se topan con Cress, gracias a un chip intercomunicador que ya vimos previamente y que no viene a cuento. Y la rescatan. Pero en el proceso, Cress y Thorne caen a la Tierra en el satélite, en el medio del Sahara, Scarlet resulta secuestrada por Sybil, y Zinder se queda sola con un miembro de la guardia Lunar que parece saber quién es ella, y con Wolf, que de poco sirve, de tan abatido que está por haber perdido a Scarlet.
Cinder se dirige, entonces, a la Unión Africana, donde había medio acordado encontrarse con el doctor Ereland tiempo atrás. Toman una resolución: Cinder debe derrocar a Levana y tomar el trono de Luna. Pero antes debe detener la boda de Kai y Levana, porque si ella toma poder en la Tierra, de nada sirve derrocarla de Luna. (((Y porque nadie se mete con su hombre.)))
Y es todo muy estresante.
Una de las cosas que destaco siempre de esta saga es la manera que tiene de manejar una sola historia desde múltiples perspectivas, y enredarlas sin que maree ni dé sensación de ser demasiado; paralelamente, estamos todo el tiempo conociendo personajes nuevos.
En este caso, tenemos a Cress. De las tres heroínas que vimos hasta ahora, Cress es la que más encaja en el estereotipo de una princesa, a pesar de ser (hasta el momento de su rescate) poco más que una esclava. Es ingenua, pero no tonta, y tiene ilusiones, pero es realista. Es también imposiblemente hábil con la tecnología, y creo que entre Cinder con el hardware y Cress con el software, forman un equipo imbatible. Ahí mismo radica el atractivo de este grupo de amigos que se formó con las circunstancias: todos son útiles para el otro, de un modo u otro.
Tenemos también a Jacin, el miembro de la guardia Lunar, que si bien no forma parte del  grupito directamente, sí lo hace en cierto modo y por algún tiempo. Es probablemente el personaje más “misterioso” que tenemos.
Y si no hablo de Kai puede que me desmaye, así que me soportan. ¿Vieron que estamos acostumbradas a
que el personaje misterioso antes mencionado sea el héroe/protagonista/galán? Bueno. No. Kai no podría ser más transparente. Y me parece hermoso. Y Cinder. Y Kai. Y y y yyyyy. Y me callo porque esto no es una tesis.
Scarlet apenas aparece, lo cual provoca que Wolf tenga una serie de escenas de Intenso Hijo del Drama que hacen que quieras darle un palazo en la cabeza, porque con estar deprimido por ahí no va a rescatarla. Puede que sea el más dependiente respecto a su… pareja, pero de algún modo pega con su personalidad, y tiene un contexto.
También tenemos algún cameo de Winter, la princesa Lunar no heredera y protagonista del cuarto libro, que nos adelanta una premisa muy interesante para el cierre de saga. Winter es uno de esos personajes que parecen casi mentalmente desequilibrados- que resultan ser de los más interesantes a nivel estructural, y aportan muchísimo al ambiente general.
Thorne es el crush de Cress, y la relación entre estos dos se va dando de manera muy paulatina, hasta que al final seguimos sin saber dónde estamos.
Y hablando del final, no les voy a adelantar nada, pero es el único de los tres hasta el momento que me dejó ligeramente tranquila. Tiene un cierto algo (no un nosequé querseyó, sino algo específico que no les voy a decir) que nos deja creyendo que no importa cómo se den las cosas, todo va a estar bien.
Por rigor tengo que hablar del lado retelling de la cosa. Lo que me encanta de estos es que son muy sutiles.
Los acontecimientos nos llevan a meternos tanto en la historia que tal vez no notemos los paralelismos desde el primer instante, pero luego miramos hacia atrás y, efectivamente, están ahí. Sin embargo, son detalles, no lo suficientemente frecuentes como para agobiar, y dejan espacio para que se note que es una historia original (en lugar de otros retellings que se basan tanto en la historia original que uno ni siquiera nota las diferencias).
Las Crónicas Lunares nos presentan una historia ingeniosa, perfectamente estructurada y bellísimamente llevada a cabo, con personajes queribles, que siguen su propia lógica, sus propias motivaciones, y sobre todo, se complementan de manera tal que todo resulta en un plot, a pesar de lo fantástico, creíble.
¿Lo mejor? No soy imparcial, lo siento. Es una de mis sagas favoritas, así que…
¿Lo peor? No puedo decir que me moleste, pero me veo en la obligación moral de señalarlo: si les digo que no estoy segura de cómo va a terminar todo, les miento. Lo dejo acá como spoiler, y cuando salga Winter lo hablaremos y veremos si estaba equivocada: SPOILER A FUTURO Winter toma el trono de Luna, puede que con Jacin como rey, mientras que Kai se queda con Cinder en la Tierra y son emperadores del Commonwealth y toda la cosa. Luna y la Tierra quedan en paz y Cress y Thorne y Scarlet y Wolf juntos. FIN DEL SPOILER A FUTURO. Sin embargo, ¿me molesta creer conocer el final? No, porque me tranquiliza. Así de sencillo.
Sin embargo, eso no significa que no tenga sus sorpresas; no es eso lo que estoy diciendo. Lo que digo es que no se trata tanto de qué pasa, sino de cómo y por qué pasa.

¿Lo recomiendo? Duh.
Calificaciones:
Redacción: 4.5/5
Ritmo de lectura: 5/5
Concepto general: 5/5
Originalidad: 4.5/5
Desarrollo: 5/5
Ambientación: 5/5
Personajes: 4/5
Desenlace: 5/5
Calificación general: 4.8/5
Portada y edición: 5/5

Sobre la autora:

Marissa Meyer es una novelista americana. Su novela debut, Cinder, fue publicada el 3 de enero de 2012, y es el primer libro en su nueva serie, Las Crónicas Lunares.Meyer nació en Tacoma, Washington, y estudió en la Universidad Luterana del Pacífico, donde se recibió en escritura creativa. Antes de escribir Cinder, trabajó como editora por cinco años, además de escribir fanfis de Sailor Moon bajo el seudónimo Alicia Blade.
Declaró que originalmente fue inspirada para escribir Cinder luego de participar en un concurso de escritura en el que escribió una historia basada en una versión futurista del Gato con Botas.

3 comentarios:

Piix Alvarez dijo...

Que genial que te esté gustando tanto esta saga. Yo apenas voy en el capítulo 9 o así de Cinder y va bastante bien, espero que me guste mucho igual :)

Mar dijo...

*no lee nada porque no los leyó* *llora* che si publicaste un IMM no me aparece(?) pero en el coso del blog si ???? y no entiendo nada(?)

Scarlëtt dijo...

Waaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!

Necesito Crees! Como... justo AHORA :3

Sobre todo si es que hay más interacción entre Cinder y Kai, son mi pareja favorita :3

Espero poder leerlo pronto

Genial reseña!

Besotes! ;)