domingo, 25 de octubre de 2015

K-Wave #1: Skeleton Flower

¡Buenas, buenas, buenas!

Ayer mismo subí una reseña (si quieren pasarse a verla, está por acá), y como tenemos más secciones que días de la semana y tampoco posteo todos los días, todavía no descubrí la agenda correcta. Estaba tratando de hacerlo día por medio, pero... siete días, y los martes son fijos. Veremos cómo hacemos.

En fin, que vamos a revivir una de las viejas secciones.

(Former EKaNH)

Me llevo su tiempo decidir si volver con esta sección o no, siendo como es un interés tan limitado para el total de... ustedes, la gente que me lee. Finalmente, decidí que independientemente de a cuánta gente más le interese (o no), no deja de ser algo importante para mí, y considero justo que tenga su representante en este blog.

Menos caótico, más ligero, menos frecuente, pero ahí. Y ahí se va a quedar. 

La idea es similar a lo que hacíamos antes, si bien menos intenso. Es como un mini WAJWA pero para Hallyu: reseñas de doramas (porque ya casi termina el año y con eso llegan las vacaciones, y con ello, tiempo libre, y tengo pendientes), música, aquello que considere pertinente (duh).

Hoy les quiero compartir una canción que me resulta imposible no considerar una obra de arte.

Jonghyun, el vocalista principal de SHINee, sacó el mes pasado su segundo álbum de estudio. Éste es una compilación de canciones que compuso y produjo para su show de radio, Blue Night, y entre ellas se encuentra esta canción que les quiero mostrar.

Al principio -la primera vez que la escuché- tuve problemas para congeniar con la canción. No le encontraba el ritmo, no le encontraba el estribillo, no me decía mucho. Fue a partir de la tercera vez que la escuche, en el colectivo, mirando por la ventana en un día bellísimo y soleado en el que estaba de muy buen humor, que la canción finalmente me llegó. Es así como les recomiendo que la escuchen: con los ojos cerrados o la vista perdida, tranquilos, sin prisa. 







Había leído la letra la primera vez que la escuché, aunque no la había entendido del todo (en la traducción, como en cualquier otra, se pierden muchas cosas). Ese día no estaba del mejor ánimo, y me resultó más bien indiferente. Fue solamente cuando la escuché en un momento en el que no debería haberme afectado en absoluto cuando entendí la magnitud de lo que este señor había creado. 

Me puse triste. En el colectivo, 11:00 a.m., ciudad de Buenos Aires, rumbo a mi clase favorita de este cuatrimeste. Cielo despejado. Probabilidades de precipitaciones: 0%.Y aún así, me puse triste.

Y lo maravilloso es que se me pasó ni bien terminó la canción. No era un mood swing, era la canción. Tuvo el poder para ponerme triste en un contexto en el que nada puede hacerlo, y ahora es una de esas canciones con las que tengo que tener cuidado, porque uno no siempre quiere terminar moqueando.

No sé si esto le pasará a todo aquel que la escuche, pero tengo la esperanza de que les llegue de una forma u otra.



¿Qué les parece la canción? ¿Tienen alguna otra que sea su receta personal para la cara larga en un día perfecto?

Atomic Kitten, fuera. 

4 comentarios:

Mar dijo...

La empecé a escuchar pero tuve que pausarla porque si tiene tanto poder escucharla cuando te va a dar igual mientras mentalmente tarareas otro tema sería sacarle un poquito el sentido así que volveré más tarde para que </3
últimamente estoy escuchando menos temas trankas que tu vieja increíble ah mirá si

Abbie dijo...

me sentí como drogada igual, un poco, bastante.
"Aunque eres transparente no desapareces" que cosa linda igual no sé si me dio pena o me mareó o ambas but yes Jonghyun you're good.

AtomicKitten dijo...

@Mar: Bueno te lo recuerdo otro día igual tenes que escucharlas todos igual el álbum anterior también

@Abbie: Viste??? Sí same

Maii dijo...

i'm crying
so much
;;