domingo, 8 de septiembre de 2013

Citas Citables: Siempre

¡Hoooola hermosuras mías! :D

Bueno, justo ahora es ayer (?) Me refiero a que es sábado, les dije que iba a ponerme a programar entradas (?) Está lloviendo todavía más fuerte, hay truenos, relámpagos y necesito un abrazo;n;

En fin. Vamos a esto c: Estos son fragmentos que marqué para subir cuando lo leí, allá por febrero, creo, y después me olvidé :B



Mirando el cielo con ojos soñadores, entonó: 
- Soy un tipo guapo en un tocón sentado... -me miró y añadió-: El siguiente verso tienes que cantarlo tú. 
Paul y yo también jugábamos a eso. Me pregunté si estaba demasiado enfadado con Cole por haberse burlado de mi música como para seguirle el rollo. Tras una pausa excesivamente larga, añadí en el mismo tono desganado: 
- Viendo las estrellas que brillan en el cielo. 
- No está mal, chico emo -dijo Cole. A lo lejos se oyeron truenos. Tocó otro acorde en re y cantó-: Con un billete de ida a esta mierda de condado... 
Me apoyé en los codos y me incorporé. Cole siguió rasgueando la guitarra. 
- Porque cada noche me transformo en perro -canté, y añadí-: ¿Vas a tocar el mismo acorde para todos los versos? 
- Es posible. Es el mejor que tengo. Soy un tipo de un solo éxito.
Cap. 14; pág. 91.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Pero lo que anhelaba ahora no era un futuro imaginado, sino un recuerdo concreto: yo repantigado en el sillón de piel del despacho de los Brisbane, con una novela -Hijos de Hombres- entre las manos, mientras Grace, sentada a la mesa, mordisqueaba un lápiz y hacía un trabajo para el instituto. Sin decir nada, porque no estábamos obligados; envuelto por el agradable aroma a cuero del sillón, el vago olor a pollo asado que flotaba en el aire, y el sonido de Grace suspirando y haciendo girar la silla. Por la radio sonaban canciones pop, éxitos que sólo percibía como ruido de fondo hasta que Grace desafinaba cantando algún estribillo. 
Pasado un rato, Grace había dejado de interesarse por su trabajo y había pasado a hacerme compañía en el sillón. <<Déjame sitio>>, me dijo, aunque era imposible. Protesté cuando me pellizcó el muslo al intentar acomodarse a mi lado. <<Perdón por hacerte daño>>, me dijo al oído, pero no era una disculpa de verdad, porque para disculparte con una persona no le mordisqueas la oreja. Yo le di otro pellizco y ella se rió al apretar la cara contra mi clavícula. Una de sus manos se abrió paso entre el sillón y mi espalda para tocarme los omóplatos. Yo hice como que seguía leyendo y ella hizo como que descansaba apoyándose en mí, pero siguió pellizcándome el omóplato y yo seguí haciéndole cosquillas con la mano que me quedaba libre; nos besamos una y otra vez, y ella no paraba de reírse. 
No existe mejor sabor que la risa de otra persona en tu boca. 
Pasado un rato, Grace se durmió de verdad sobre mi pecho y yo intenté en vano hacer lo mismo. Luego volví a coger el libro y le acaricié el pelo mientras leía, con su respiración como rumor de fondo. Su peso anclaba al suelo mis pensamientos fugaces; nunca había estado tan asentado en el mundo como en ese momento. 
Ahora, mirando cómo las grullas de papel tiraban con urgencia de sus hilos, sabía exactamente lo que quería porque ya lo había tenido.
Cap. 16, pág. 100.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

- ¿Las mallas? -repetí.
- Sí, su traje de superhéroe -aclaró Cole-. Sam Roth, licántropo de noche, librero de día. ¿No necesitas llevar capa para eso?
- Sí -repuse mientras abría la puerta-. En este país la gente lee poquísimo, se necesita una capa hasta para vender un libro de cocina.
Cap. 18; pág. 108.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Encontré bajo el agua una raíz gorda y resbaladiza que aguantaba mi peso, me subí encima y me apoyé en la pared, con el cuerpo lobuno de Grace en mis brazos. La apreté contra mi pecho hasta que sentí los latios rápidos e irregulares de su corazón. Estaba temblando, no sabía si de miedo o de agotamiento. Tampoco sabía cómo íbamos a salir de allí.

Lo que sí sabía era que que no pensaba soltarla.
Cap. 22; pág. 145.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Y entonces, pese a que el futuro era un lugar peligroso, me eché a reír porque la quería y ella me quería a mí, y el mundo era maravilloso y estaba inundado de luz rosa. 
Cap. 27; pág. 194.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

La cama se inclinó bajo el peso de Cole, y más que verlo, sentí que se inclinaba sobre mí. Noté en la mejilla su respiración, cálida y acompasada. Dos respiraciones. Tres. Cuatro. Yo ya no sabía lo que quería. Entonces oí que dejaba de respirar y un segundo después noté sus labios sobre los míos. 
No fue como nuestro primer beso, hambriento, urgente, desesperado. No fue como ningún beso que me hubiese dado con nadie. Fue tan suave como el recuerdo de un beso, tan suave como si me hubiese acariciado los labios con la yema de los dedos. Abrí la boca y me quedé quieta; era un beso tranquilo como un susurro, nada que ver con el grito ansioso de la vez anterior. Cole me tocó el cuello con la mano e hizo un poco de presión con el pulgar en la piel de la mandíbula. Fue una caricia que no me hizo pensar <<quiero más>>, sino <<esto es lo que necesito>>.  
Todo en el más absoluto silencio. Creo que ninguno de los dos respiraba. 
Cole se incorporo lentamente y yo abrí los ojos. Tenía una expresión ausente, como siempre; era la cara que ponía cuando algo le importaba. 
- Así es como te besaría si te quisiese -dijo.
Cap. 34; pág. 246.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

- ¿Qué harás mientras no esté? -pregunté. 
Sin responderme, Sam estiró el brazo hasta mi mano izquierda y yo se la tendí. Retorció el peciolo de la hoja alrededor de mi dedo anular hasta formar un anillo de un amarillo intenso. Los dos nos quedamos mirándolo. 
- Echarte de menos -dijo soltando la hoja, que cayo al suelo entre los dos.
Cap. 78; pág. 486.




MIS FEELS.
Quiero contarles una cosa (?) mi favorita de todo el libro (siempre tengo una más favorita entre las favoritas) es la del mundo inundado en luz rosa, que es mucho más larga, pero no quería que piensen que es spoiler porque parece (?) así que la corté y me quedé con la parte más importante y que en realidad era lo que me gustaba; el resto era contexto.

Also, si pudiera pondría todo el libro, porque está hermosamente escrito. Todo es hermoso y los quiero releer pero tengo cosas que leer nuevas y siiiggghhhhhhhh...

En fin. ¿Leyeron la trilogía? ¿La amaron? *.*

Atomic Kitten, fuera c:

5 comentarios:

Miss.Navegante dijo...

Yo amo la trilogía,me los leí hace tiempo y los volví a leer. Obviamente me quedé con ganas de más.
Es dulce, ante todo, es una trilogía que se describe con una palabra: dulce.

Piix Alvarez dijo...

Fact: Yo conocí la trilogía gracias a mi mamá <9
FUNfact: Ella no deja de releer Siempre porque dice que le falta algo,
que no puede ser que acabe tan así xD :c

Maii dijo...

Hi *hugs you and wraps you in a blanket*

LLORO PORQUE TODO ES TAN HERMOSO QUE DUELE DUDE. ESTA TRILOGÍA ES MARAVILLOSA Y SAM ES LO MÁS TIERNO DEL MUNDO Y QUIERO UNA RELACIÓN COMO SAM Y GRACE AND JUST *CRIES*
No pero hay tantas citas bonitas, y tenés razón la de la luz rosa es tan askldaf

Besos :3

Abbie dijo...

Ay me lo quiero leer porque edición preciosa y ahora esto y el primer fragmentó me dio risa y muero -.-
Siempre que entro aquí salgo con más cosas para la wishlist, ni siquiera es justo!
*te abraza ya que estabas necesitada de uno*

esa estrella... dijo...

Esta saga es una de las que están en mi altar. Nunca voy a olvidarla, es como el origen de uno mismo, nunca se olvidan las raíces ;)
Esta saga me ha cambiado y marcado mucho, no soy la misma que empezó temblor una vez ni la que acabó Siempre, pero lo que soy es en parte gracias a estos libros ^^

Muchísimas gracias por poner más citas de Siempre (creo que pusiste ya una vez, pero es que hay demasiadas). Me han devuelto a esos momentos!! n.n

besitos<3