lunes, 4 de noviembre de 2013

Reseña: Y por eso Rompimos



Título original: Why We Broke Up
Autor: Daniel Handler
Ilustraciones: Maira Kalman
Saga: --
Editorial en inglés: Little, Brown Boo
ks for Young Readers
Editorial en español: Alfaguara
Fecha de publicación original: 27 de diciembre de 2011
Fecha de publicación en español: abril de 2013
Traducción: Montserrat Nieto Sánchez
Número de páginas en inglés: 368
Número de páginas en español: 349
Encuadernación en inglés: tapa dura; tapa blanda
Encuadernación en español: paperbac
k

Sinopsis de la contraportada:
Te entrego esta caja, Ed.Adentro está todo.Las tapitas de las primeras cervezas que compartimos, el boleto de cine para ver la película en la que nos dimos nuestro primer beso, aquella nota tuya que significó tanto para mí, una caja de cerillos ahora vacía...Te devuelvo la caja y todos los recuerdos que contiene, Ed. Aquí la tienes. Toda nuestra historia. Toda la historia de por qué rompimos.

Mi opinión:

Si se me permite un momento de sinceridad, voy a admitir que este libro no fue exactamente lo que me esperaba- lo cual no es necesariamente malo. Pero ya vamos a llegar a eso.
Min Green se encuentra en la camioneta de Al, su mejor amigo, rumbo a la casa de Ed, su ex novio. No va
a hacer una escena, no va cobrarse venganza. Va, sencillamente, a deshacerse de todos esos recuerdos que guardó de él, esa pesada caja con su cita preferida ("Las intuiciones se tienen o no se tienen") escrita en la tapa, con un bolígrafo y escribiendo esta interminable carta en la que pretende explicar, objeto por objeto, todo lo que jamás dijo. Lo que en su momento no fue adecuado, lo que no dijo para no herir a nadie. Min cuenta, sencilla pero minuciosamente, el motivo por que que su cuento de hadas no terminó con un "y fueron felices para siempre".
Con una sinopsis tan sencilla, tan al punto, y que a la vez parte de una premisa tan distinta, nos sumergimos en la historia de dos adolescentes, una más ingenua que el otro. Chapas de botellas de cerveza, afiches arrancados de la pared, regalos que fueron y que no fueron... Lo cierto es que el mayor atractivo inicial de esta novela es precisamente esta peculiaridad, el hecho de que cuenta la historia hacia atrás. Sabemos el final; es el título. El interrogante es el motivo, qué fue lo que llevó una relación, en opinión de algunos, exitosa, en la de otros, destinada al fracaso, a romperse como el plato de una cafetería en la que ningún mozo reprocha nada. No era más que esto lo que me esperaba; me daba curiosidad la manera en la que se iban a desenvolver las cosas, a pesar de que no suelo leer este tipo de cosas- historias puramente de amor y desamor. Me aventuré, entonces, a la lectura, con las expectativas bajas, porque no pedía nada más que una narración curiosa y, esperaba, amena. Y sin embargo, me encontré con mucho más que eso.
El libro entero es una gran carta; está, entonces, narrada en segunda persona, que es un estilo que me fascina pero que rara vez encuentro (recuerdo sólo un caso, de hecho). El resultado primordial es, ante todo, una gran cercanía. A pesar de pensar distinto a Min en gran parte de las cosas, me sorprendí a mí misma entendiendo a la perfección sus sentimientos y motivaciones. Todo está plasmado de una manera muy viva, y es difícil de explicar, pero creo que sentimos exactamente lo que el autor quiere que sintamos... que es lo mismo que siente Min. Hay muchas cosas que no sabe, otras tantas que nunca llega a saber, y en realidad, nosotros tampoco. No sabemos, por ejemplo, los detalles del verdadero motivo por el que rompieron. No sabemos qué va a pasar después. Podemos imaginarlo, pero no lo sabemos, exactamente igual que ella.
No me parece una historia pretenciosa, pero es mucho lo que transmite. Insisto, esperaba poco más que una narración bonita (que ya conocía porque Alfaguara publicó los primeros capítulos). Algo sencillo. Olvidable, me atrevería a decir. Fue así para varias personas que lo leyeron (según las reseñas que leí), pero lo cierto es que, al menos a mí, me caló muy hondo. No voy a decir que es el mejor libro de la vida, pero sí me gustó mucho y creo que es una de mis mejores lecturas del año. Y no hablo de estructuras, de formas gramaticales ni de construcción de personajes, porque acá, todo eso sobra. Hablo de lo que intenta plasmar.
Y por eso Rompimos, contradictoriamente, no es sólo la historia de dos adolescentes con un mal final, por más que esa sea la base del resto. Todos interpretamos las cosas de una manera distinta, y puede que no todo el mundo vea lo que yo, pero para mí, es en realidad una alegoría de la misma visión que tiene cada persona como individuo. Me explico; Min está enamorada. No es capaz de ver lo que ve todo el mundo, y tampoco quiere verlo. Ella es feliz, Ed la hace feliz, y hasta el final, Ed parece feliz, también.
No creo equivocarme cuando digo que no vemos bien cómo son las cosas relacionadas a nosotros hasta que se acaban. Idealizar a una persona, ver sólo una cara de la moneda, el que más nos conviene. A veces nos advierten, pero no lo vemos, o decidimos no hacerlo; porque no importa, porque qué más da, porque así somos felices. No importa su pasado, él cambió. Dice que soy diferente, él cambió. ¿Lo hizo realmente? Hay una fe ciega que tenemos los seres humanos, que es algo innato- y que va más allá de una fe religiosa, y que nos imposibilita el ver la situación desde todos los ángulos.
Esto es exactamente lo que le pasa a Min. Y es exactamente eso, la estrecha relación con la vida real, lo que hace este libro tan especial. No es una historia única. Es algo que pasa todos los días, que seguramente nos pasó, o le pasó a una amiga o al amigo de una amiga. Que tal vez le pasó a tu madre, a tu abuela, y que tal vez (aunque todos queremos que no) le pase a tus hijos. Es única precisamente por no ser única. Es singular. Es diferente.
Es a la vez sencilla y compleja, de lectura ligera y para digerir con tiempo.
Sentí con Min. Sentí la confusión, la incertidumbre, los momentos de felicidad, la incomodidad, y sobre
todo, la decepción. Sentí su corazón roto como si estuviera en mi pecho. Y creo que cualquier libro capaz de hacerte sentir con tal intensidad se merece al menos una chance. No voy a hablar, insisto, ni de estructuras, ni de construcción de personajes, ni de gramática. Min no es un personaje prefabricado. Tampoco lo es Al, ni lo es Ed. Puede que Ed lo sea en cierto modo, pero no de los que encontramos en una biblioteca, sino más bien en un salón lleno de gente. Tienen fallas, todos las tienen. Se equivocan, mienten, se ofenden con facilidad. Pero así es la vida, también.
La edición acompaña perfectamente, con detalladas ilustraciones que nos ilustran y transportan al momento exacto al que pretenden llevarnos. Muy cuidada, y también el índice de la historia.
¿Lo mejor? Todo es tan real, y eso es lo que me fascina. Una historia para nada inusual, contada de un modo muy especial.
¿Lo peor? Puede que a veces, algunas situaciones puedan resultar confusas; si bien creo que ese era el punto (que eran confusas también para Min, Ed y Al, y para los otros personajes), no a todo el mundo le gusta estar perdido al leer. Acá es un recurso para mostrar algo aparte, pero aún así, la confusión está. Puede, también, ponerse pesado, muchas descripciones y referencias a películas inexistentes, pero personalmente no fue algo que me molestara.
¿Lo recomiendo? No es una historia para todo el mundo. Los hay que lo tildarían de típico, aburrido, o dirían que no tiene un punto, un objetivo. A mí me gustó mucho precisamente por eso.
Calificaciones:
Redacción: 5/5
Ritmo de lectura: 4.5/5
Concepto general: 5/5
Originalidad: 5/5
Desarrollo: 5/5
Ambientación: 5/5
Personajes: 5/5
Desenlace: 4.5/5
Calificación general: 4.8/5
Portada y edición: 5/5

Curiosidades:
  • El autor de este libro es, nada más y nada menos... Lemony Snicket. Loquísimo, lo sé, lean la biografía más abajo.

Sobre el autor:

Daniel Handler nació en febrero de 1970 en San Francisco; es un autor, guionista y acordeonista estadounidense. Es mejor conocido por su trabajo bajo el seudónimo Lemony Snicket.
Cuatro de sus obras más notorias fueron publicadas bajo su nombreLa primera, The Basic Eight, fue rechazada por múltiples editoriales (según él, 37 veces) antes de ser publicada, debido a su objeto y tono (la oscura visión de una adolescente).
Watch Your Mouth, su segunda novela, sigue la línea de la ópera. Descrita por Harper Collins, es una "ópera de incesto" que mezcla mitología judía con sexualidad moderna.
En abril de 2006, Handler publica Adverbs, una colección de historias cortas que, él dice, se tratan sencillamente de amor.
Su más reciente novela fue titulada Why We Broke up, publicada en enero de 2011. Ésta recibió un premio de honor Michael L. Printz  en 2012.

7 comentarios:

Melissie dijo...

No me llama demasiado, pero quizá algún día me anime.

Flor dijo...

ME MUERO MIRÁ QUIÉN ES. No conocía su nombre real. Y me cago porque los otros no los encuentro ;_;

Estoy triste porque con esta reseña me decidí a comprarlo, pero estoy gastango $400 en tres libros este mes y la puta que me parió y no puedo gastar más ;_; capaz lo pido para navidad así les hago más fácil el realo a mis viejos (?)

Un besito <3

Maii dijo...

Hola c:

Ei, me dieron ganas de leerlo ;w; Parece interesante y... ligero? Y que lindo que te haya hecho sentir todo ^^

NO JODEME QUE ES LEMONY SNICKET *o* Me gustaría conseguir esos libros OTL

Besos :3

Abbie dijo...

Whoaa *-* lo pintas tan bien que me dan ganas de leerlo y asmdjhasdkad. Yo sé que te dije que aquí estaba, así que lo voy a buscar bien x3 deberías dejar de escribir reseñas tan bonitas, porque me estoy quedando sin dinero tbh.

Mar dijo...

Como dije había descargado los primeros capítulos y no los leí. Creo que ahora lo voy a hacer y si me engancho lo leo completo(? parece una linda historia,sobretodo porque es una carta y amo los libros así:)
La re siento a Abbie,necesito que reseñes algo que te parezca re mierda así no me engancho y no lo quiero comprarxD
Besos!

Solcito dijo...

Kitten! que hermosa tu reseña :) La verdad este libro siempre me llamó la atencion y me lo estuve por comprar,pero la verdad no me gusta que el protagonista masculino se llame Ed (como mi novio) jajaja capaz que me da más Feels,que se yo boludeses mias! pero le di una hojeada una vez y me vi todas las lindas y originales ilustraciones!
me alegro que te haya gustado! ya en algun momento lo voy a leer
beso grande

esa estrella... dijo...

Tiene muy buena pinta ^^ Gracias por tu reseña!

besitos<3