lunes, 8 de septiembre de 2014

Reseña: Cartas Cruzadas


Título original: I Am the Messenger
Autor(a): Markus Zusak
Saga: --
Editorial en inglés
Knopf Books
Editorial en español: Random House Mondadori (actual Penguin Random House); Lumen
Fecha de publicación original: 9 de mayo de 2006 (reedición)
Fecha de publicación en español: mayo de 2012
Traducción: Matuca Fernández de Villavicencio
Número de páginas en inglés: 357
Número de páginas en español: 378
Encuadernación en inglés: paperback; hardback
Encuadernación en español: paperback

Sinopsis de la contratapa

Ed Kennedy es un chico cualquiera en un barrio pobre de una gran ciudad. Vive en un desastroso departamento con su perro y se gana el sueldo como taxista. Lo acompaña un grupo de amigos que espera poco de la vida, de repente algo pasa y Ed tendrá una misión que cumplir...Día tras día, noche tras noche, el joven Ed irá descubriendo que el afecto, la amistad y el amor no son palabras huecas sino vivas: si quieres saber, pregunta; si pretendes ayudar, actúa; si deseas cambias, no esperes. A menudo son los pequeños gestos los que mueven el mundo, y Markus Zusak nos demuestra que es posible dar el primer paso para que la vida sea un verdadero placer.

Por dentro:

Este fue, para mí, uno de esos libros que se rescatan de la sección de ofertas, y me alegro de haberlo hecho.
Ed sólo está. Vive solo con su perro Doorman en un barrio malo de la zona, y trabaja como taxista a pesar no tener aún los veinte años requeridos. Tiene amigos, también- Audrey, la rubia que trabaja con él como taxista, que ama con desesperación y quien se acuesta con cualquiera menos con él, Marv, que es un idiota y un tacaño, pero con quien crecieron juntos, y Ritchie, que nunca se involucra en nada y está en paro. Varias veces por semana juegan a las cartas. Y eso es todo.
En un golpe de mala suerte, este grupo de amigos resulta involucrado en el atraco de un banco. Pero luego de que Ed, en un ataque de valentía (o de idiotez) detenga al delincuente antes de que se escape, algo sucede.
Comienza de manera sencilla, casi inocente. Un naipe en el correo; un as de diamantes. Un as de diamantes con tres direcciones escritas. Una misión.
Casi sin querer, Ed se ve envuelto en las vidas de doce extraños. Cuatro ases. Tres mensajes por cada uno. Doce historias por descubrir.
Ed se encuentra con un hombre que abusa de su esposa cada noche al llegar a casa, una joven que no logra ganar a nada y una señora que esperó por sesenta años la vuelta de Jimmy, su esposo muerto en combate. Y tres historias más. Y tres más, y luego otras tres, y luego una última. Y con cada una, el destinatario del mensaje no es el único que aprende algo.
Se trata de un libro algo conceptual, y para ser honesta, ya saben que se me caen las babas. Hay cosas que no son muy claras en algún punto, y eso está bien. Las cosas no siempre lo son.
La sinopsis no le hace justicia. Este libro habla de dejar una marca. Ya saben, a veces vivimos, pero sólo estamos. No hacemos nada. Trabajamos y comemos y tenemos amigos y queremos a un par de personas y después nos morimos y eso es todo. Pero ¿es eso suficiente?

Ed se encuentra con una serie de personas a las que va a marcar de un modo u otro, ya sea proporcionando consuelo, compañía, esperanza o fortaleza. A veces podemos hacer algo muy pequeño que significa mucho. Su objetivo principal es ser alguien. No ser sólo Ed, sino Ed Kennedy.
Por fuera:

Tengo una extraña fascinación con esta portada. Me gusta la combinación de la fotografía del taxi y los
dibujos del fondo. Y el lomo es una belleza: muy simple, pero de esos que te hacen suspirar cuando los ves en el estante. En las páginas, también, tiene dibujitos, de ases y picas y tréboles y corazones, y es bello.

¿Lo mejor? Es uno de esos viajes de autodescubrimiento, encarado de una manera muy ligera. 
¿Lo peor? A alguna gente le molesta, aunque a mí personalmente me fascina: el final es medio abierto. También es bastante confuso. Esa parte no me fascina tanto. Como dije, es una de esas historias más conceptuales que concretas.
¿Lo recomiendo? No es para todo el mundo, creo. Hay mucha gente a la que este estilo sencillamente le resulta vacío. Allá ustedes.

Calificaciones:
Redacción: 5/5
Ritmo de lectura: 5/5
Concepto general: 5/5
Originalidad: 4.5/5
Desarrollo: 5/5
Ambientación: 4/5
Personajes: 4/5
Desenlace: 3.5/5
Calificación general: 4.5/5
Portada y edición: 5/5

Sobre el autor: 

Markus Zusak, nacido en 1975 en Sídney, es un escritor australiano conocido internacionalmente por sus novelas de literatura Cartas cruzadas y La ladrona de libros, entre otras obras.
Nació como Branko Cincovic, pero decidió cambiar su nombre a la edad de 19 años, cuando se mudó de su casa y comenzó su carrera de escritor.
En una entrevista para el Sydney Morning Herald, Zusak dijo que desde niño fue escuchando historias acerca de la Alemania nazi, el bombardeo de Múnich y del maltrato de losjudíos. Estas historias, junto a las experiencias de sus padres en Austria y Alemania durante la Segunda Guerra Mundial, le inspiraron a escribir el libro de La ladrona de libros.

2 comentarios:

Solcito dijo...

KItten!!
Me gustó tu reseña, me parece una historia muy interesante pero vos sabes que yo tengo mis problemas con ese tipo de finales jajaja
La portada me atrapó mucho,es verdad que es hermosa! Pero bueno, ya veremos si algún dia me lo leo a pesar de que no sea tan cerrada la historia,por ahora me espera en la biblioteca de Mai!
un beso :)

Verónica Navas dijo...

Hola! Estuve a punto de comprar este libro hace unos dias pero al final no me animé xD No había leído reseñas y solo me sonaba el nombre del autor así que decidí esperar un poco :s
Gracias por la reseña :D Ahora sé de qué va :)
Besos!