sábado, 13 de diciembre de 2014

Reseña: Taibhse


Título original: Taibhse
Autor(a): Carolina Lozano
Saga: Taibhse
Editorial en inglés: --
Editorial en español: Edebé
Fecha de publicación original: marzo de 2010
Fecha de publicación en español: marzo de 2010
Traducción: --
Número de páginas en inglés: --
Número de páginas en español: 308
Encuadernación en inglés: --
Encuadernación en español: hardback sin sobrecubierta

Sinopsis de la contraportada:
En Escocia abundan los fantasmas y muchos escoceses creen en su existencia. Para Lia, una joven de Barcelona que estudia en el colegio Royal Dunedin de Edimburgo, estas tradiciones sólo forman parte de la leyenda urbana de la ciudad, pero un día conoce a Álastair, de quien se enamora, y con él descubrirá la otra cara de la ciudad, llena de muerte y de vida, de luz y oscuridad. Porque no todos están tan vivos como parece...
Por dentro:

Partamos de la base de que leí por todos lados que este libro era un desperdicio de árboles. Lo compré hace meses y lo dejé apartado por ese mismo motivo; cuando me sentí valiente lo empecé, lo terminé en el día, y me pregunto si leí el mismo libro que ustedes, porque a mí me encantó.

No me voy a ir en detalles sobre la historia, pero sepan que 1. Liadan es una joven española que está viviendo en Edimburgo 2. Álastair está muerto. Esto no es spoiler, porque por un lado, te lo dice el título; por el otro, es más que obvio. No sólo por los indicios que tienen lugar, sino porque en parte está narrado por Álastair mismo (de hecho, está narrado por quien sea necesario que lo narre en ese momento; me explayaré más abajo). Y sin embargo –y acá viene la parte maravillosa– que Liadan lo descubra o no, lo crea o no, todas sus reacciones, son perfectamente creíbles. Lo sé, una locura, no estamos acostumbrados. Les voy a dar un momento para recomponerse de la impresión. Las cosas le hacen ruido, averigua, investiga, pero no salta a conclusiones; duda, hace preguntas, no se cree las respuestas. No es tonta –de hecho, es muy perspicaz, y llega a tomar por sorpresa incluso al propio Álastair, que también está en una posición nueva por su parte, porque no se supone que Liadan pueda verlo o escucharlo, mucho menos tocarlo. Y ella no se da cuenta de que él no está exactamente vivo hasta bien entrada la trama, e incluso eso requiere una serie de pruebas y demostraciones y demás.

La relación entre ambos es también creíble (¡Lo sé! Otro shock, no llegamos a 2015). Ni es apresurada ni es desmedida, y los dos tienen muy en claro cuál es su situación. (Y hubo sólo un punto en el que quise sacudir a Liadan un poquito, y otro en el que me reí de la pura absurdidad lógica de la situación y que yo, personalmente, habría suprimido SPOILER incluye desbragamiento FIN DEL SPOILER). Creo que lo que más me atrae del lazo de los une es su naturaleza imposible. No imposible porque “te amo pero te odio alejate soy peligroso”, sino porque de verdad es imposible. Álastair está muerto, y Liadan está viva, y esa es una barrera insorteable porque ni siquiera puede morir y asegurarse de quedar como fantasma, porque quizá muera sin más. Y a él nadie lo ve, y de ella, piensan que está loca. (Esto es algo que me pasa con todas las historias románticas de fantasmas; me atraen precisamente por eso: son imposibles de verdad. In your face, Edward Cullen). Y sin embargo encajan de una forma que no se puede negar en ningún punto. No, no me lo discutan. Ella es la primera persona con la que logra interactuar en siglos, prácticamente desde que murió (además de la fantasma del lago que, creo, no es su tipo), porque se encuentra anclado a los límites del terreno del castillo; no puede salir de ahí más que en Noche de Brujas. ¿Socialización? ¿Se come? En cuanto a ella… bueno, ella es un bicho raro. Pero ni siquiera lo es de manera estruendosa, sino de forma sutil, lo que lo hace más creíble todavía.

Lo que terminó de sellarlo para mí fue el ambiente. No sé si saben (lo dije muchas veces), pero la mitología celta es mi mitología favorita entre todas las mitologías desde muy chiquita. Leí mucho sobre el tema, tanto en ensayo como en cuentos, pero jamás había leído una novela de ficción que la tomara como eje. Además de todo el resto, aportó, en mi caso particular, un aire de nostalgia que combinó muy bien con el del argumento mismo. No se hace demasiado hincapié en el tema, por lo que no es necesario saber nada de antemano, pero sí reconocí algunos elementos que se toman prestados. Nombres en gaélico, algún tipo de espectro, cosas por el estilo. Y en la fotografía de portada, eso que ven ahí es una cruz celta. Así que estar, está. Y eso me complace.

Por el otro lado, la ambientación es bastante tétrica, por lo que si son un poquito paranoicos (y tienen el cráneo relleno de historias de seres sobrenaturales, como yo) recomiendo que lo lean a la luz del sol, por si acaso. Después de todo, sí tiene lugar en un castillo medieval.

No me voy a detener en mucho más; el resto de los personajes son variopintos, y creo que mi favorito fue Keir, el primo de la mejor amiga de Liadan. Si no puedo tener un Álastair, quiero por lo menos un Keir. La narración es ligera y bonita, y el desenlace me puso un poco contenta, aunque sea una trilogía y sepa que para tener historia para dos libros más, van a tener que ser infelices. Igualmente, recordemos que uno está muerto, así que infelices iban a ser igualmente.

Por fuera

Mencioné arriba lo de la portada, que me pareció un súper detalle. La portada en general me gusta mucho, más allá de ese elemento en específico, porque combina a la perfección con el ambiente ligeramente tétrico de la novela. Así en general, les digo que me encanta la edición, es ultra prolija, con tapa dura sin sobrecubierta, encuadernado cosido, no pegado; una belleza. Y por dentro, me gustó mucho la fuente; que no es la típica, pero es muy legible, tanto en tipografía como en tamaño.

¿Lo mejor? Es, como dije, un poco tétrico, pero también da un poco de nostalgia y un poquito de miedo, si el clima no acompaña.
¿Lo peor? No es algo que me moleste a mi particularmente, pero hay a quienes les resulte absurda la mera premisa de la que parte la historia. Eso, lo juzgan ustedes.
¿Lo recomiendo? Así es, a pesar de las múltiples reseñas negativas dando vueltas. 

Calificaciones:
Redacción: 4.5/5
Ritmo de lectura: 5/5
Concepto general: 4.5/5
Originalidad: 4.5/5
Desarrollo: 5/5
Ambientación: 5/5
Personajes: 5/5
Desenlace: 4.5/5
Calificación general: 4.7/5
Portada y edición: 5/5

Sobre la autora:

Carolina Lozano nació en Barcelona en 1981, y está licenciada en Biología en la Universidad Autónoma de Barcelona. 
Ha leído de todo, desde los clásicos de Homero hasta Harry Potter, aunque su preferido es El señor de los anillos.
Además de leer, le gusta el tiro con arco y las clases de baile. Estudia danés, repasa inglés e historia, y siempre que puede, viaja a lugares fríos.
La historia de Taibhse nació en 2006 con un viaje de la autora a Escocia y, ella asegura, sólo unos pocos de los personajes y lugares que en ella aparecen fueron totalmente inventados. 

2 comentarios:

Abbie dijo...

me muero porque ayer estaba haciendo el Summer TBR para colgarlo en el Top Ten Tuesday y puse este libro en la lista porque me acordé de su existencia y ahora vengo y esto y pones que te gustó y estamos conectadas lloremos.
Vi que habían más igual, en internet. Así que espero que estén en Argentina la próxima vez que vaya (!)

AtomicKitten dijo...

@Abbie: El segundo se llama Brigh y ya estaba cuando viniste este año, me acuerdo; figura en la página de Temátika. El tercero es Sgile o algo así (??) y no lo vi en la página pero se supone que está (??)