sábado, 20 de febrero de 2016

Reseña: Jesús me quiere





No estoy familiarizada con la editorial; todo lo que sé es que tienen publicadas varias obras de este señor, que es alemán. Lo que puedo decirles, cortito y al pie, es que no encontré ningún error que indique que no pasó por una corrección, y que, además, tiene dibujitos. Historietas, mayormente.




Me costó decidirme a comprarlo, y esto se debió a un motivo muy sencillo: tengo prejuicios. Me criaron como católica apostólica romana, y al crecer tenía tan pocas preguntas y tan pocas respuestas que me convertí, en cuanto a lo que religión refiere, en un ser bastante cínico que no cree ni descree, para horror de mi querida abuela. El asunto es que, si bien la existencia de Dios no me preocupa (sino que más bien me da lo mismo), estoy hasta la coronilla de que me quieran convencer. Por ende: ¿quería yo que lo intente un libro? Claramente, no.

Pues bien; sabía ya de antemano que se trataba de una sátira, hecho que facilitó la decisión. Es un género del que llevo poco leído, pero del que quiero leer mucho, y el enfoque absurdo del asunto me convenció de que si todo era tan ridículo, no había forma de que el autor se la dé de catequista. Y, afortunadamente, estaba en lo correcto.

Marie es la epítome de la mediocridad: no es mala, pero tampoco es necesariamente buena; no fracasa en la vida, pero tampoco es exitosa. No está muy segura de la existencia de Dios, pero practica la religión de igual manera. Decidiendo, en el mismísimo altar, que si bien ama a su prometido, no lo ama lo suficiente como para toda una vida, hace lo que resulta más lógico en una sátira -pone pies en polvorosa y se dedica a llorar en el baño, mientras Sven, el marido que no fue, le canta las cuarenta desde el pasillo. Marie vuelve entonces a la casa de su padre, donde convive (o intenta) con Svetlana, la nueva madrastra: veinteañera, rusa y ex prostituta; y donde conoce a Joshua, el carpintero que el Padre Gabriel (el que oficiaba la boda infructuosa, me refiero), arcángel retirado, le recomendó al padre de Marie.

Jesús, recién llegado del Reino de los Cielos, viene a cumplir con sus deberes de Mesías y llevar adelante el Advenimiento, pero antes de eso, experimenta un poco de vida normal. Haciéndose llamar Joshua, arregla techos, conoce la maravilla moderna del banana split, cura críos epilépticos, y hasta le sobra tiempo para aprender a bailar salsa. Y enamorarse de Marie, la cristiana más mediocre del pueblo, y quizá incluso del mundo.

¡Otras cosas que nos vamos a topar? A Kata, hermana de Marie que está superando un tumor cerebral (¿o no?); a la madre de Marie, nueva novia del Padre Gabriel (arcángel retirado); a Satanás (a veces, George Clooney; a veces, Alicia Keys, según conviniencia), e incluso al mismísimo Dios (a veces, Emma Thompson; a veces, una mata de hierba ardiente y una voz incorpórea).

A pesar de todo esto, Jesús me quiere es, ante todo, una historia de amor. Y con esto no me refiero a un romance, sino al amor como todo -amor de pareja, sí, pero también fraternal, familiar, lazos profundos de amistad y amor a la humanidad como tal, amor a la vida, e incluso, en algún punto, amor a uno mismo. Y, lejos de ser una reivindicación de la religión como tal, la cuestiona de tantas formas como es posible, y termina por rescatar lo que verdaderamente importa: ni las reglas ni los miedos que genera, sino los valores que inculca.

Quizá es culpa de mi formación cristiana de la infancia, pero me resultó muy divertido ver las historias de la Biblia reimaginadas en esta sátira. Y de forma similar, desconozco si alguna de estas no podrá resultar ofensiva a quien lo lea con la mente cerrada.

Si bien el principio es algo lento, apenas aparece Joshua, tan perdido, empecé a reírme a carcajadas, llegando al punto de tener que bajar el libro para calmarme antes de seguir leyendo. Así que, para quien tenga la paciencia de aprender un poco de historia bíblica y leerlo con la mente abierta, denle una oportunidad. Quizá no les cambie la vida, pero les prometo que van a pensar bastante, y de paso, van a pasar un buen rato.



4 comentarios:

esa estrella... dijo...

Lo había visto por alguna librera, pero nunca me había fijado en él. Se ve bastante divertido, la verdad :)
Muchas gracias por tu reseña! ^^

besitos<3

Mar dijo...

Ya sabemos que lo voy a leer porque Joshua y porque lo compré así que vengo a hacer presencia no más.
Con lo de George Clooney me re reí ya lo quiero un poco <3

Shorby dijo...

Lo tengo pendiente, pero sin muchas ganas... Maldito karma no me hizo mucho tilín U.U

Besotes

Abbie Dreams dijo...

Estaba re confusión cuando vi que estabas leyendo esto en GR porque no sabía que era una sátira y fue como bueh kitten se nos fue. Me acordé de "Cordero" de Moore que tengo pendiente desde que vimos al bebo en la FILBA, la primera vez que fui creo *no se acuerda de nada*
hay que leer más sátiras en el mundo, si.