sábado, 26 de marzo de 2016

Reseña: Phoenix



El objetivo es sacarte de acá... voy a robarte. Phoenix pertenece a la Comunidad, una banda de ladrones con poderes extrasensoriales. Yves Benedict, de visita en Londres, es su objetivo. Pero resulta ser más que una simple víctima: él es su destino, su alma gemela. La Comunidad es dueña de su vida, pero con la ayuda de Sky y los otros Benedict, Phoenix tratará de escapar junto a Yves y superar las trampas crueles de la Red que los acorrala. El segundo libro de esta saga lleva el amor a un nivel superior de intriga y peligro. Una historia de acción y fuego desde el principio hasta el increíble final.


Bonita, prolija, cuidada. Compacto, cómodo de leer (si bien un poco rígido). Un diseño interior hermoso. Consistente; sin errores ortotipográficos. Aprobado-



¿Parecido al primer tomo? Sí, un poco. Pero, a mis ojos, un poquito mejor.

La fórmula es parecida, pero Yves es un poco menos genérico que Zev, Phoenix, un poco menos dramática, y ambos, un poco más carismáticos que los anteriores. Se llevan más o menos de los pelos, como Stirling nos tiene acostumbrados, pero entre ambos hay un contraste mucho más notorio que se trabaja a lo largo de la historia. Creo, de hecho, que ambos son mis personajes (y pareja) favorita hasta ahora.

Phoenix tiene, además, problemas más serios de los que tuvo Sky en su momento: no se trata solo de abuso emocional, sino además de una comunidad de criminales (bajo el mando de un señor horrible que se cree jeque árabe) que la vigila de cerca, porque es poderosa y todas esas cosas que ya sabemos, en lugar de los padres ligeramente sobreprotectores pero aún así amables de Sky. Lo cual complica el panorama.

Yves, por su parte, es un genio informático, más millonario que cualquiera de sus hermanos debido a los softwares y hardwares que diseñó y vendió y ya se hacen una idea. Y lo queremos mucho.

Y, claramente, en este libro también pueden esperar mafia, explosiones, ese tipo de cosas que nos gustan tanto. El romance, siempre presente, no logra opacar el drama de la situación, y por supuesto, no opaca las explosiones. También aprendemos más sobre los savants, estos seres que nos dio Stirling y que son tan particulares.

No puedo decirles mucho más, porque no los quiero spoilear, porque quiero que lo lean, y porque es muy parecido a lo que dije sobre Sky, pero mejor. Es ligero, es divertido, te mantiene al borde del asiento, y si todavía no leíste, no sé qué estás haciendo con tu vida.



2 comentarios:

Abbie Dreams dijo...

hola tengo pendiente el primero bai

esa estrella... dijo...

Tengo que hacerme con Sky >-<
Gracias por la reseña!!

besitos<3