viernes, 26 de agosto de 2011

Reseña de Cazadores de Sombras #1:Ciudad de Hueso - Cassandra Clare

Cazadores de Sombras: Ciudad de Hueso - Cassandra Clare


Título en inglés: The Mortal Instruments #1: City of Bones
Autor(a): Cassandra Clare
Saga: Cazadores de Sombras
Editorial en inglés: Simon & Schuster
Editorial en español: Destino
Año de publicación: 2007
Traducción: Gemma Gallart
Número de páginas en español: 505
Encuadernación en español: Tapa blanda con solapas

Sinopsis de la contratapa:

"En el Pandemonium, la discoteca de moda de Nueva York, Clary sigue a un atractivo chico de pelo azul hasta que presencia su muerte a manos de tres jóvenes cubiertos de extraños tatuajes.
Desde esa noche, su destino se une al de esos tes cazadores de sombras, guerreros dedicados a liberar la tierra de demonios y, sobre todo, a combatir a Jace, un chico con aspecto de ángel y tendencia a actuar como un idiota..."

Mi opinión:

Como Stephenie Meyer dijo: "Queridos Edward y Jacob: os adoro a los dos. Pero voy a pasar el fin de semana con Jace."
Nunca mejor expresado.
He de admitir que con esta saga no soy imparcial. La encuentro maravillosa en cada sentido existente, así que no se asusten si su calificación resulta un 5/5.
Bueno, a lo nuestro: Clary tiene una vida normal, una madre sobre-protectora normal, y un mejor amigo normal. O eso es lo que ella cree (por lo menos respecto a su madre).
Cuando ve a los tres chicos con los tatuajes matar al raro de pelo azul, intenta llamar a la policía, hasta que se entera de que Simon no ve nada en absoluto. Y a decir verdad, ella tampoco debería. Los cazadores de sombras se ocultan tras los glamours, que hacen que el ojo humano no los vea. Ah, claro, lo más importante: los cazadores de sombras tienen sangre de ángel. "Hace mil años, el ángel Raziel mezcló su sangre con la de los humanos; así creó la raza de los cazadores de sombras, que conviven con nosotros con la finalidad de protegernos de los demonios, aunque son invsibles para el ojo humano". Los demonios, no los cazadores... A menos que quieran. En ocasiones lo son.
En fin, el de pelo azul era un demonio, y Jace, Isabelle y Alec lo estaban "cazando". Pero como Clary no debería de verlos a ninguno de los cuatro, Jace siente una profunda curiosidad por saber qué es lo que le permite ver (por qué tiene la Visión), y la lleva al Instituto (una iglesia reformada que hace las veces de cuartel general de los cazadores de sombras) para averiguar qué está pasando. Además, la madre de Clary es secuestrada. Entonces Clary tiene que luchar con descubrir un lado de sí misma que no conocía, salvar a su madre, y no sucumbir a ninguno de los deseos que le provoca Jace (y uno de ellos es el de matarlo... No de un modo literal).
Me callo, porque si no me emociono y spoileo.
La cuestión es:
Clary es chiquitita, frágil y testaruda. Y una damisela en apuros (otra). La realidad es que a medida que avanza la saga, Clary madura un poco, pero no durante el primer libro. Y no hay nada que me volatilice tanto la paciencia como las damiselas en apuros. Pero bueno, todo no se puede...
Con Jace no hay punto medio: o te le tirás encima en un intento desesperado por arrancarle la remera, o lo asesinás con un tenedor. En general, las reacciones se dividen en dos grupos: los seres de cualquier procedencia (mundanas -el equivalente de Cassie Clare de los muggles-, nefilim -cazadores de sombras-, hadas, mujeres lobo, vampiras, brujas, etc., etc., etc.) de género femenino ruegan internamente una noche salvaje con Jace, y los seres masculinos piden a gritos un arsenal completo de armas mortíferas.
Simon es el mejor amigo de Clary, el típico mejor amigo secretamente enamorado. No está seguro de sí mismo y la escasa confianza que tiene se esfuma por completo al ver los ojos de corderito degollado con los que Clary mira a Jace (aunque a decir verdad, nadie puede culparla). Sobra decir que le tiene un odio irracional a Jace. Lo curioso es que Simon también tiene su encanto... Hum...
Y aunque hay personajes con más protagonismo que el que voy a nombrar ahora, es mi segundo favorito después de Jace: Magnus Bane. Es el Gran Brujo de Brooklyn, amante de la purpurina, los peinados estarfalarios, los pantalones de cuero multicolor, las fiestas alocadas y las batas de seda. No tiene preferencias sexuales, y tiene un gato que se llama Presidente Miau (el cual tuvo su propia fiesta de cumpleaños bañada en alcohol). Va a tener una relación romántica (y mucho) con uno de los cinco protagonistas: Clary, Jace, Alec, Isabelle o Simon. Adivinen ustedes.
La historia se desarrolla con un ritmo inigualable, unos personajes en su mayoría formidables, una originalidad impecable, y un final abierto que deja el 95% de los cabos sin atar. Adictiva de principio a fin.
¿Lo mejor del libro? ¿¿Tengo que elegir una sola?? Jace... Magnus... ¡No! Los diálogos. Unos diálogos tan increíblemente maravillosos que tienen su propio post (click acá). Sin nada más que decir.
¿Lo peor del libro? O mejor dicho, lo único malo del libro: la actitud de nena consentida de Clary. Espero que cuando haya terminado la saga se haya vuelto una persona más o menos decente. Le restaría un punto a los personajes sólo por ella, pero no, porque resta mucho del promedio.
¿Lo recomiendo? ¿Acaso tengo que decirlo? Por supuesto que sí.
Calificaciones:
Originalidad: 5/5
Originalidad: 5/5
Desarrollo: 5/5
Personajes: 5/5
Desenlace: 5/5
Portada: 4/5
Calificación general: 4.83/5



Reseñas relacionadas:

2 comentarios:

esa estrella... dijo...

Todavía no he leído esta saga, aunque me encantaría encontrar un hueca.
besitos<3

AtomicKitten dijo...

Gracias! Y gracias por pasar :)