martes, 23 de julio de 2013

Reseña: El Héroe Perdido

El Héroe Perdido


Título original: Heroes of Olympus: The Lost Hero
Autor: Rick Riordan
Saga: Los Héroes del Olimpo #1
Editorial en inglés: Hyperion Books
Editorial en español: Montena
Fecha de publicación original: 3 de abril de 2012 (reimpresión)
Fecha de publicación en español: junio de 2013
Traducción: Ignacio Gómez Calvo
Número de páginas en inglés: 576
Número de páginas en español: 490
Encuadernación en inglés: tapa dura; tapa blanda
Encuadernación en español: paperback



Sinopsis de la contraportada:
Tres semidioses. Una profecía. Y solo cuatro días para lograr lo imposible. Cuando Jason despierta, sabe que algo va muy mal. Está en un autobús camino de un campamento para chicos pro-blemáticos. Y lo acompañan Piper #una muchacha (bastante bonita, por cierto) que dice que es su novia# y el que parece ser su mejor amigo, Leo... Pero él no recuerda nada: ni quién es ni cómo ha llegado allí. Pocas horas después, los tres descubrirán no solo que son hijos de dioses del Olimpo, sino que además su destino es cumplir una profecía de locos: liberar a Hera, diosa de la furia, de las garras de un enemigo que lleva mucho tiempo planeando su venganza...

Mi opinión:

Tengo todas estas emociones que amenazan con agujerearme el estómago.
El panorama es este: Jason se despierta en un autobús al que no recuerda haber subido, rodeado de pequeños bandidos que definitivamente no conoce, en adición a una chica de nombre Piper que, otro chico, Leo, asegura, es su novia desde hace un par de semanas, y todos se dirigen a una excursión de colegio en el Gran Cañón. Ya ven, es una situación bastante particular.
La cuestión es que estos chicos se topan con un espíritu del viento bastante particular, descubren un infiltrado mitad cabra y conocen a Annabeth,, una chica muy rubia, muy dura, aparentemente muy gruñona, que busca a su novio perdido Percy y que los lleva con Butch -el hijo de Iris con un arcoiris tatuado- en un carro impulsado por ponis-gallina, mejor conocidos como pegasos, a un Campamento con clases del estilo "Combate contra monstruos". Y todo esto con un Jason todavía amnésico. De más está decir que poco entiende de lo que está pasando, pero así como llega se entera de que debería estar muerto (aunque no le quieren decir por qué), de que en realidad sabe cosas de sí mismo pero se las tienen que recordar, su presunto mejor amigo Leo es hijo del dios del fuego y la herrería, que su supuesta novia -que al final no lo era- es hija de Afrodita y está (y estoy citando) "tremenda", y de que aparentemente tiene que salir en una misión a quién sabe dónde a salvar a una diosa que a nadie le cae bien pero que no puede quedar donde está, porque una chica que expulsa humo verde lo dice, a lomo de un dragón gigante metálico de nombre Festo. Muy Riordan, ¿no?
No quiero decir demasiado porque todo me parece spoiler, ya que lo empezamos sabiendo nada y las cosas se van revelando, en teoría, de a poco, pero la realidad es que -y me duele en el alma decirlo- muchas, muchísimas cosas son muy predecibles, incluyendo uno de los puntos más importantes de libro como conexión con la saga previa -¿dónde está Percy? Tal vez sepan que lo leímos conjuntamente con Mar, por lo que a medida que íbamos leyendo elaborábamos teorías (tanto juntas como por separado), y la gran mayoría de ellas se fueron cumpliendo. Que sí, se siente genial adivinar cosas en un libro emocionante, pero la verdad es que es todavía más emocionante equivocarse, que el libro te sorprenda hasta que quedás confundido a más no poder, porque todo lo que pensaste era un error, porque te engañó deliciosa y perversamente. Creo que ese fue el punto en el que más falló.
El otro punto flaco fue el innegable paralelismo entre Los Héroes del Olimpo y Percy Jackson y los Dioses del Olimpo. Las estructuras básicas son las mismas. Me remito a uno de mis primeros posts, el de El Héroe de las Mil Caras (que es una teoría real, de hecho; los invito a pasar a ver la entrada. Es una especie de ensayo sobre el arquetipo de héroe en la literatura fantástica acuñado por Joseph Campbell, cotejado con Harry Potter por David Colbert). Me parece interesante que lo vean, no porque sea mi post, sino porque tiene mucho que ver con lo que es tópico y lo que no cuando a un héroe se le entrega una misión: un heraldo que lo introduce al nuevo mundo, acompañantes en la misión, guardián, y demás estructuras que están claramente ahí.
En fin, me fui por las ramas. La cuestión es que así sean personajes distintos, la base es la misma. Chico ordinario es introducido a un mundo fantástico, se le asigna una misión, en la que suele tener compañeros de viaje, y eventualmente regresa a su nuevo hogar con un beneficio no sólo para él sino para el mundo, usualmente con un trofeo. Y eso, sin embargo, no pasa por una cuestión de plagio o no plagio, sino un sencillo arquetipo histórico de un héroe entre tantos. Y a lo que me refiero es que aunque la estructura nos recuerde tanto a la saga previa, no se trata de un problema de originalidad, sino de que no hay muchas maneras de hacerlo, y hay cosas que tienen que estar para que la historia no quede vacía o, por el contrario, con demasiado relleno.
Eso dicho, resumo estos dos últimos párrafos de blabberish: hay muchas cosas que son muy, puede que demasiado parecidas a El Ladrón del Rayo. Sin embargo, no pasa tanto por una cuestión de repetición como por el hecho de hacer las cosas de la manera más creíble posible.
Y acá está lo que siempre es el punto más fuerte de Riordan: me creí la historia. Creí que había un dragón mecánico lanzallamas pululando por un bosque mágico, me creí que la Niebla fue tan poderosa que creó cientos de recuerdos que no existían, me creí que Hera tenía motivos para interferir en la vida de los campistas. Y más aún, me creí que Piper está enamorada de un recuerdo, que Jason trata de hacerlo lo mejor que puede incluso si no recuerda por qué, y que Leo está luchando con todas sus fuerzas contra su pasado y hacia su futuro.
Todos los personajes resultaron, una vez más, absolutamente reales, y pocas cosas se comparan con volver a ver a los personajes con los que ya estabas encariñados, ver que están bien y que siguen con sus vidas, porque son personas reales. Uno se lo cree a ese punto. El sólo hecho de que hayan pasado cosas incluso después de que nosotros dejáramos de ver es lo que le da la gran cuota de realismo, además de, en lugar de crear un lazo nuevo, reconectar el que ya teníamos con la historia y el universo.
Jason, Piper y Leo son chicos normales después de todo, con miedos, con dudas, pero que dan lo mejor de sí. Una vez más parte de algo más grande que ellos, confundidos la mayor parte del tiempo y, admitámoslo, con una cuota anormal de suerte, pero otro tanto de poder y carisma. Los tres tienen sus propios problemas, y aún así se unen por una causa mayor, no dejando que eso los aleje de su propio camino individual, y creo que eso es uno de los puntos más rescatables de los personajes como tales.
Por el otro lado, algo siempre presente en la redacción de Riordan es la cercanía, y eso se nota mucho más ahora de lo que se notó en PJ y Los Dioses de Olimpo. Ya no es sólo el punto de vista del protagonista el que vemos, sino también el de sus amigos, y es increíble cómo uno puede darse cuenta de quién es los ojos del asunto en cada capítulo incluso sin fijarse, porque todos tienen personalidades marcadas y un modo de asumir, internalizar e interpretar las cosas muy propio. Entre los tres, los capítulos de Leo me resultaron los más interesantes. Su pasado es probablemente el más problemático, por lo que ve las cosas ahora de un modo distinto, y además aporta la mayor cuota de humor.
En términos generales, es un libro que me encantó, espero con ansias el resto de la saga y no creo que uno jamás pueda tener suficiente Riordan, pero no creo que nada vaya a llegar al nivel de Percy Jackson y los Dioses del Olimpo. Tal vez porque ya no cuentan con el impacto que tuvo la primera saga, tal vez porque al ya conocer su estilo tenemos más claro cómo se van a desarrollar los hechos, o puede que porque, en e fondo, no deja de ser más de lo mismo. En todo caso, es una fórmula que, definitivamente, funciona y gusta. Tal vez no vaya a llegar tanto, pero no hay dudas de que se disfruta, es súper rápido de leer, y uno está constantemente aprendiendo cosas nuevas sobre varias mitologías (acá se incorpora la romana, por ejemplo). 
¿Queja tonta? No soporto que no tenga solapas. Es algo que no puedo superar.
¿Lo mejor? Fue increíble volver al campamento. No me había dado cuenta de que lo estrañaba tanto.
¿Lo peor? Saber qué iba a estar pasando, dónde estaban los personajes perdidos, todas esas cosas, arruina ligeramente la dinámica del libro, aunque como no dejan de pasar cosas, en realidad no molesta. Siempre hay algo nuevo en lo que pensar y por lo que preocuparse.
¿Lo recomiendo? 

Calificaciones:
Redacción: 5/5
Ritmo de lectura: 5/5
Concepto general: 5/5
Originalidad: 4/5
Desarrollo: 5/5
Ambientación: 5/5
Personajes: 4.5/5
Desenlace: 4.5/5
Calificación general: 4.75/5
Portada: 5/5 // Edición: 3/5

Curiosidades:

  • Hay tres libros publicados en total, de un total de cinco de los que va a consistir la saga. El segundo, El Hijo de Neptuno, está ya publicado en España. El tercerlo, La Marca de Atenea, está pendiente de traducción, mientras que el cuarto, La Casa de Hades, aún no fue lanzado en inglés y el quinto todavía no dispone de nombre.
  • El Hijo de Neptuno trata el mismo período temporal que El Héroe Perdido: desde que Jason llega al Campamento Mestizo hasta el último acontecimiento del libro, pero en una ubicación geográfica distinta.

Sobre el autor:

Richard Russell "Rick" Riordan (5 de junio de 1964) es el autor de la saga Percy Jackson y los dioses del Olimpo. También escribió la serie de misterio dedicado para el público adulto Tres Navarres, y ayudó en la edición de Demigods and Monsters, una colección de ensayos sobre el tema de su serie Percy Jackson.
Riordan ha recibido diversos galardones para sus relatos de misterio, como un Premio Edgar, y ha publicado en revistas como Ellery Quin.


En la web:

4 comentarios:

Piix Alvarez dijo...

Pero bueno, a veces el lector solo quiere
leer más de los mismos personajes aunque sea predescible,
solo para no sentirnos 'olvidados' por ellos (paradoja).
Sigue con la serie porque hay muchos momentos épicos (a lo Riordan)
en los siguientes libros *u*
Saludos! :)

Mar dijo...

Sí,la verdad es que los puntos más importantes los adivinamos ¿qué,antes de la mitad? pero no deja de ser un libro muy bueno,además es Riordan y uno JAMÁS tiene suficiente de RickxD
Ya quiero el próximo para ver quiénes son los del otro coso,vos sabés(? NIUFWBFW hasta un spoiler leí,DIOS QUE ME PASÓ CON ESTO.
nifibfwibw dios,como extraño mi internet D: tengo 3 reseñas y desafíos y cosas(??
Nos hablamos,beso:)

Abbie dijo...

AY ES QUE AHORA ME MUERO PORQUE //QUIERO// EL LIBRO. Además, se que no tiene nada que ver pero, LA CASA DE HADES ME SUENA A NICO POR MONTONES Y TU SABES COMO AMO A NICO Y TU SABES COMO ESTÁN MIS FEELS TBH. AY NICO. AY.
Igual, creo que era probable que pasara eso de que fuera predecible (? porque igual uno ya conoce a riordan y su dinámica y toda la cosa, la verdad solo espero pasar un buen rato con estos libros y creo que eso si se va a dar bien so, no tengo de que preocuparme-.. EXCEPTO DE QUE NO TRAEN EL LIBRO.
Pero eso son detalles.
¬¬

Flor dijo...

"¿Lo recomiendo? ♥" ME RE TENTÉ PERDÓN
Ay lo quiero re leer pero ya te dije que quiero terminar Percy primero????? Y leí muy por arriba porque no quiero saber nada porque me van a dar ganas de comprarlo y #no así que cuando lo lea haceme acordar que relea esto